El clima en Neuquén

icon
Temp
79% Hum

Prisión preventiva para dirigentes camioneros por bloqueos a una empresa

Se trata de Maximiliano Cabaleyro y Fernando Espíndola, quienes fueron beneficiados con el arresto domiciliario y deberán usar pulsera electrónica.

El juez Ramón Parodi dictó la prisión preventiva para los sindicalistas de Camioneros que estuvieron involucrados en los bloqueos de San Nicolás.

Con esta decisión, avanza la causa judicial contra el jefe de la seccional nicoleña de Camioneros, Maximiliano Cabaleyro, y Fernando Espíndola.

Te puede interesar...

En primer término, Parodi resolvió: "No hacer lugar a la solicitud de libertad impetrada por el Dr. Grugger y el Dr. Moral en favor de los imputados”. Y decidió “convertir en prisión preventiva la detención que vienen sufriendo Maximiliano Cabaleyro y Fernando Espíndola por los delitos de turbación de la posesió, coacción en grado de tentativa, extorsión y extorsión en grado de tentativa en concurso real”.

detencion camioneros.webp

De todas formas, el magistrado los benefició con prisión domiciliaria y deberán utilizar una pulsera electrónica. Ambos estarán en sus hogares y notificaron los domicilios.

-> El último allanamiento

La jueza de Garantías de San Nicolás María Eugenia Maiztegui ordenóun allanamiento a la sede central del gremio de Camioneros para buscar documentación sobre presuntos pagos ilegales por parte de la empresa Rey, ubicada en la localidad bonaerense de San Pedro, que sufrió un bloqueo en sus accesos por parte de dos dirigentes locales que reclamaban cuotas sindicales adeudadas.

Lo confirmó el abogado del sindicato de la familia Moyano, Daniel Llermanos, quien precisó que el allanamiento tuvo como objetivo determinar si el dinero que habían percibido Cabaleyro y Espíndola, ambos detenidos, había sido efectivamente ingresado a la contabilidad del gremio.

sindicato camioneros moyano san pedro.webp

Cabaleyro, concejal del Frente de Todos en San Nicolás, y Espíndola, encabezaron una protesta contra la empresa de San Pedro que la jueza calificó como “turbación de la posesión, extorsión, extorsión en grado de tentativa y coacción”.

“Se llevaron toda la documentación que muestra que el dinero fue ingresado ese mismo día en la tesorería del sindicato. Fueron a reclamar una deuda, cobraron y trajeron la plata”, sintetizó el abogado. “Hoy es un día de fiesta. No estamos seguros, pero creemos que es el allanamiento número mil que padece el sindicato”, ironizó Llermanos.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario