El clima en Neuquén

icon
Temp
80% Hum
La Mañana carne

Producen en Neuquén la carne más cara del mundo

Es un emprendimiento para la crianza de vacas de raza wagyu. De qué se trata. Conocé los detalles.

Es la carne más cotizada en el mundo. Se vende solo en los restaurantes más exclusivos y, por supuesto, su precio es altísimo.

En la Argentina, comenzaron a criar estos animales a principios del 2000 solo un grupo selecto de ganaderos, debido a todos los cuidados y seguimientos de calidad que debe tener la raza wagyu. Pero en Neuquén ya surgió un emprendimiento de fase experimental que tiene como objetivo crear un polo para vender la preciada genética de estas vacas.

Te puede interesar...

El responsable es Lucio Agúndez, un joven veterinario de Neuquén Capital que comenzó con las primeras cruzas entre wagyu y aberdeen angus, lo que se denomina científicamente F1. Las crías de estas cruzas serán nuevamente cruzadas con animales japoneses puros. Después de 20 generaciones se logrará tener la raza sin ninguna otra mezcla de sangre.

“Siempre fui muy emprendedor. Una vez leí un artículo hace tiempo que decía que estaban ingresando este tipo de carnes a Buenos Aires. Habían traído semen de Japón para hacer la primera cruza F1 y que les estaba yendo bien, aunque esto era incipiente. Y por eso decidí hacerlo”, explicó Agúndez a LM Neuquén.

En el campo que tiene en Colonia Sarmiento, pasando Plottier, comenzó con las primeras cruzas. Hoy tiene seis vacas nacidas y unas 10 hembras preñadas, todas cruzadas con la raza aberdeen angus.

p10-f01b-nqn(SCE_ID=501690).jpg

Conseguirlos no fue una tarea fácil. Lucio los compró en Australia, país donde se está desarrollando esta raza con altos índices de calidad, ya que Japón solo se dedica a vender la carne porque es un gran negocio (800 euros el kilo en promedio).

“Yo ya tengo ofertas de compra posible y tengo contactos con la gente que me vendió la genética y yo les puedo ofrecer carne, pero todavía no me metí en eso”, reconoció. Aseguró que más que el mercado de la carne, a él le importa desarrollar un polo genético, aprovechando el gran status sanitario que tiene Neuquén al ser una zona libre de aftosa sin vacunación. “No necesito mucho. Necesito seis vacas y un macho. A mí me ayuda mucho el status neuquino. Debe haber en el mundo solo cuatro lugares que lo tienen”, explicó.

Agúndez dice que se trata de una fase por ahora experimental ya que todo lo hace con esfuerzo propio, sin la ayuda de nadie. Cuando logre contar con los animales puros, se dedicará a la crianza y al desarrollo de la genética.

El proyecto es experimental y por el momento a pequeña escala. Más adelante tratarán de dedicarse solo a la genética.

p10-f02-nqn(SCE_ID=501692).jpg

Denominación de origen

Wagyu es una raza que en Japón significa “vaca japonesa”. En ese país, por denominación de origen se la conoce como la carne de Kobe. Por este motivo, como tantos productos con DOC, todo lo que se haga fuera de Japón se debe llamar “wagyu”.

Esta carne es muy preciada porque tiene un sabor mucho más rico que el de la tradicional y además porque es increíblemente tierna.

En muchos restaurantes lujosos del mundo, siempre se hace la prueba de cortarla con una cuchara para demostrar esta calidad superlativa que tienen los cortes.

Japón cuenta con unas 400.000 vacas, pero se venden solo el 10% ya que se hace una rigurosa selección de los animales. El resto se descarta. Por este motivo, cada kilo de Kobe alcanza precios astronómicos, que no están al alcance de cualquier restaurante. Solo los más caros del mundo lo ofrecen y cada plato puede llegar a costar una fortuna.

Los productores argentinos que ya se dedican a la crianza de wagyu prácticamente exportan toda su producción. Solo una pequeña parte queda para comercializarse en restaurantes muy selectos

Los mejores cortes se exportan todos; lo que queda se come en algunos restaurantes exclusivos de Puerto Madero.

Una de las características de las vacas wagyu es que tienen un nivel de grasa marmolada especial por una cuestión de supervivencia. En Japón, los inviernos son fríos y los pastos no son especialmente ricos en vitamina A. Se estima que en algún momento de la evolución lograron la capacidad de incrementar de forma propia la producción de grasa intramuscular, que al día de hoy es la característica de esta raza

2900 pesos

Es lo que puede llegar a costar en la Argentina un ojo de bife de wagyu de tan solo 370 gramos. Medio kilo de entraña puede alcanzar los 2650 pesos, según los valores que se están manejando en nuestro país.

¿Qué es lo que hace que la carne de ternera wagyu sea considerada por muchos la mejor del mundo?

Su sabor y su textura son las que hacen la diferencia La carne presenta un color rojo claro con trazas de grasa que le confieren su particular sabor. Se trata de un alimento que suele consumirse en bifes y hamburguesas. Esta carne es energética y rica en proteínas, además de regular la circulación sanguínea. Su consumo favorece la regeneración de tejidos y el desarrollo muscular. También contiene ácidos grasos omega 3, que ayudan a reducir los niveles de colesterol en sangre.

“A diferencia de la grasa de la vaca que nosotros conocemos, esta no tiene colesterol y se encuentra muy distribuida en cada uno de los cortes”, explicó el médico veterinario Lucio Agúndez.

El especialista explicó que, por este motivo, la carne es tan suave y tan tierna que puede cortarse con una cuchara, tal como lo demuestran destacados cocineros internacionales como Salt Bae, quien además de criar estos animales produce todo tipo de comidas con cada corte de carne. Su arte de cocinar y preparar la carne (a veces con algunas excentricidades) se convirtió en una sensación de internet.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario