El clima en Neuquén

icon
14° Temp
58% Hum
La Mañana Italia

Protesta a las prohibiciones para los no vacunados

Italia exige a sus trabajadores que estén inmunizados. Este viernes hubo reclamos toda la jornada.

Reclamos y manifestaciones se realizaron en toda Italia en protesta contra el “green pass” obligatorio, impuesto a partir de ayer para la gran mayoría de actividades, laborales incluidas.

Un grupo de manifestantes bloqueó la rampa de acceso a la principal arteria de Génova, que lleva del oeste de la ciudad hacia el centro. Y, además, más de 5000 manifestantes se juntaron en el puerto de Trieste, en el noreste italiano.

Te puede interesar...

El presidente de la región de Friuli Venezia Giulia, que tiene capital precisamente en Trieste, Massimiliano Fedriga, se preocupó en confirmar que, a pesar de las dificultades que plantearon las marchas y protestas, “el puerto funcionó aunque, obviamente, en algunos pasajes se presentaron dificultades. Pero funcionó”. La autoridad comunal aclaró que el objetivo es que se eviten encuentros frontales para no dañar la economía del país.

También en la zona portuaria de Ancona hubo una manifestación de trabajadores, que bloquearon el tránsito junto a un camión detenido en el acceso norte, provocando largas filas de vehículos. Además, bien al sur de la península, se registró la primera sentada de la aeronáutica frente a la puerta de ingreso de la base militar italiana de Sigonella, en Sicilia.

La protesta había sido convocada por el Sindicato Aeronáutica Militar en las primeras horas de la mañana, con el objetivo de reclamar “la libertad de entrar libremente en el lugar de trabajo sin tener que poner la mano en la cartera y poder tener hisopados gratuitos garantizados por el Estado”.

Roma tampoco le fue esquiva a los inconvenientes con los protestantes, y algunos de ellos de hecho intentaron bloquear el tránsito junto al centro de Roma, aunque lograron ser frenados por las fuerzas de seguridad de la capital de Italia.

En tanto, donde no se registraron incidentes fue en puerto de Nápoles, donde “la gran mayoría de los trabajadores están vacunados”. Pero en el norte las cosas fueron diferentes. Y en el ingreso a Turín, alrededor de un centenar de personas, entre ellos trabajadores sin certificado, se citaron temprano para manifestarse frente a la Fiat Avio de Rivalta.

“Hay 32 años que trabajo aquí -sostuvo Francesco, uno de los trabajadores afectados por la decisión del gobierno- y no pude entrar porque no estoy vacunado. Siento que me están privando de la libertad. Solo en Italia hay que pagar para entrar al trabajo”, sintetizó el veterano trabajador, representando el pensamiento de muchos.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario