¿Puede la leche materna causar obesidad en el niño?

Descubren una sustancia que condicionaría el futuro crecimiento.

California.- Un informe científico publicado por el diario español ABC asegura que una sustancia presente en la leche materna puede provocar obesidad en el niño.

Investigadores del Centro de Investigación de la Obesidad Infantil de la Universidad del Sur de California, Estados Unidos, descubrieron que las variaciones en los hidratos de carbono complejos que se encuentran en la leche materna, llamados oligosacáridos de leche humana (HMO, por sus siglas en inglés), están asociados a variaciones en el crecimiento y en la obesidad infantil. Se sabe que el HMO, un componente natural de la leche materna, juega un papel en el desarrollo del sistema inmunológico infantil. El estudio, publicado en American Journal of Clinical Nutrition, es el primero en identificar variaciones en los HMO como un posible factor protector o de riesgo para la obesidad, apunta Tanya Alderete, de la USC, en el informe del ABC.

Vital: El mismo componente es clave a la hora de consolidar el sistema inmunológico.

Estudios previos sobre los efectos de la lactancia materna en la obesidad han aportado resultados contradictorios. Muchos sugieren que la lactancia materna disminuye el riesgo del bebé de desarrollar obesidad en la infancia y la adolescencia. Así, cuando este grupo de investigadores examinó 71 trabajos previos sobre este tema, encontraron que la lactancia materna reduce la prevalencia de exceso de peso y la obesidad un 10% en comparación con la fórmula.

Sin embargo, según estos expertos, la combinación específica de los HMO en la leche materna puede hacer que esto varíe. A la hora de predecir la obesidad del lactante, aseguran que la composición de la leche materna es incluso más determinante que la obesidad de la madre y su aumento de peso durante el embarazo.

Las primeras experiencias de vida relacionadas con el medioambiente y las diferentes modalidades de alimentación contribuyen a la obesidad –comenta el ABC-, pero aunque por lo general pensamos en este riesgo después del destete, al momento de la introducción de alimentos sólidos, es evidente que hay un aspecto clave antes del destete, incluso en los bebés que consumen sólo leche materna.
El estudio examinó a 25 parejas madre-hijo y analizó la leche materna y las medidas de los niños entre el primer y el sexto mes. Los investigadores definieron la lactancia materna como el no uso de leches artificiales infantiles.

Sin embargo, todavía quedan muchas cosas por determinar. La genética juega un papel importante en la composición de los HMO, pero la alimentación de la madre es fundamental en la variación en la composición de la leche materna. Esto explica que algunas madres con sobrepeso puedan tener una composición menos favorable de HMO en la leche materna.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído