La fiscal de delitos sexuales Mariana Córdoba está en una encrucijada a la que llegó por mérito propio. La denuncia de la organización Madres que rompen el silencio fue la gota que derramó el vaso y la expuso públicamente, pero puertas adentro de la ciudad judicial ya se conocían sus modos, con cero perspectiva de género para tratar a las víctimas.

Te puede interesar...

Tras la denuncia pública que dio a conocer LMN y LU5, Córdoba está encerrada en su despacho redactando un informe en el que va a responder a cada uno de los puntos que le objetó la organización por cuestionar la forma en que se visten las víctimas, las personas con las que se reúnen y la falta de reacción en durante un ataque sexual.

Además, la fiscal también elaborará un informe de su gestión y todo será trasladado al despacho del titular del Ministerio Público Fiscal, José Gerez, para que analice cuál es el mejor camino a tomar.

El escenario de lo que puede pasar solo ofrece tres alternativas viables.

Uno, que tras la reunión con Gerez, Córdoba continúe en su cargo con un cambio muy marcado en su actitud a la hora del trabajo y la atención de víctimas y público. Esta alternativa podría tener cierta lógica pero a nuestro entender es poco probable que la funcionaria cambia sus formas de la noche a la mañana.

Dos, que Gerez decida soltarle la mano de manera brusca y la fiscal caída en desgracia sea derivada a otra fiscalía de manera arbitraria. Este escenario también es complejo porque hacía adentro de Ministerio Público Fiscal la lectura que sus pares podrían hacer es que ante una queja social sus cabezas podrían llegar a rodar..

Tres, que la fiscal después de dar todas las explicaciones del caso y su informe de gestión solicite el traslado a otra fiscalía. Este camino es el mas potable desde la lógica porque así se le da una salida diplomática y discreta para una fiscal complicada a la hora de desenvolverse como servidora pública.

En lo profundo de su ser, Córdoba sabe que la suerte está echada y que el tercer camino es la mejor alternativa que tiene hoy sobre su escritorio para continuar dentro del Poder Judicial.

Hay que recordar que a la denuncia de la organización Madres que rompen el silencio se suma que desde el Cuerpo Médico Forense, días atrás, le reclamaron a Gerez por el maltrato que tenia Córdoba con ellos. Ahora, llueve, pero veremos en qué termina todo esto cuando asome el sol.

Embed

LEÉ MÁS

Denuncian a la fiscal de delitos sexuales por maltratar a víctimas de abuso

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Lo Más Leído