El clima en Neuquén

icon
14° Temp
57% Hum
La Mañana Pandemia

Relaciones humanas, el aplazo de la educación en pandemia

La calidad educativa durante la pandemia tanto desde el ámbito de la educación pública como privada.

En las últimas semanas, el ministro de Educación, Nicolás Trotta confirmó, una vez más, que este año los estudiantes no repetirán. La modalidad que se propone es “la promoción acompañada” que fue adoptada por las instituciones educativas a fines del año pasado en medio de la pandemia de coronavirus y este año no será la excepción.

Mientras se discute si la medida es la mejor o no y hay quienes consideran que “es un desincentivo al estudio” en el tercer capítulo de Palabras Cruzadas, Alejandro López, plantea un debate acerca de la calidad educativa durante la pandemia tanto desde el ámbito de la educación pública como privada.

Te puede interesar...

En los estudios de LM Neuquén, durante 20 minutos y con los testimonios de Victoria Cerqueiro, vicedirectora de nivel medio del Colegio Bilingüe de Neuquén, profesora y licenciada en Historia y Diplomada en Gestión Educativa para todos los niveles y con Sandra Sepúlveda, directora de nivel medio del Colegio San Martín de Neuquén se analizará qué pasa en la pantalla en la que los estudiantes reciben los contenidos, pero también qué pasa con los profesores.

“Fue una gran labor trasladar la escuela a la casa” reconoció Cerqueiro en diálogo con López en Palabras Cruzadas. Consultada por los contenidos curriculares trabajados durante la pandemia sostuvo que “los contenidos preocupan a la escuela y también a las familias” y explicó que “el contenido que se conoce socialmente es aquel que se complejiza” cuando pasan los años.

La diplomada en Gestión Educativa sostuvo que el mismo sufrió modificaciones porque “los equipos docentes debieron recortar o seleccionar qué dar en el marco del tiempo de pantalla”. Asimismo, destacó que “en el momento en que un docente tiene que recortar o priorizar un contenido, descarta algo. Es inevitable” pero se da prioridad a “aquel contenido que el alumno va a necesitar para avanzar”.

Sin embargo, para Cerqueiro no solo es importante hablar de contenidos curriculares sino de uno más importante que se atomiza al mencionado y “es aquel que tiene que ver con las relaciones, con el intercambio, la riqueza de los grupos y de los equipos de trabajo”.

“Pasamos a tener una relación detrás de una pantalla y es este el contenido que se pierde. Es un contenido que nadie tenía presente y que nos dimos cuenta que existía y que era extremadamente importante cuando nos faltó”, enfatizó la especialista.

Para recuperar la desafectación, Victoria apuntó a “que sí se puede recuperar, pero que hay que trabajar mucho mediante la asociación de contenidos de los equipos docentes y directivos. Sentarse a pensar en aquello que se descartó, lo puedo tomar y resignificar”.

Sobre la virtualidad consideró que “generó que los docentes nos pusiéramos en sintonía con la tecnología”, pero que pese a ello “el contacto maestro discípulo es fundamental” ya que el “vínculo detrás de la pantalla es diferente”. Finalmente apeló a realizar un análisis desde la “integralidad” del tema o situación actual.

Por su parte, Sandra Sepúlveda, directora del nivel medio del colegio San Martin consultada por la calidad educativa del sistema público coincidió en que “no conocer al alumno ni a la familia dificulta el trabajo” del docente y que “no podemos medir la calidad educativa en medio de la pandemia”, pero sí reconoció estar “lejos de satisfacer las expectativas de las familias y las nuestras”.

Sepúlveda agregó que “el trabajo docente y de los equipos directivos en la virtualidad es mayor” y consideró que en esta modalidad “es muy poco lo que se ve del resultado, pero es mucho el trabajo desde la organización de las tareas para que la escuela pueda funcionar”.

Sobre los contenidos curriculares explicó que “una cosa es lo que se quiere trabajar o la expectativa de lo que se quiere llevar adelante y otra es la realidad de lo que podés trabajar ya sea por las limitaciones tecnológicas de acceso de los estudiantes o las limitaciones a la hora de explicar los saberes”.

Consultada por la modalidad presencial que este martes ha vuelto en la totalidad de las localidades de la provincia de Neuquén, aunque aún con algunas instituciones cerradas, Sandra reconoció que “no son medidas que nosotros tomemos, sino que dependen del Consejo Provincial de Educación” y sostuvo que “la virtualidad no reemplaza a la presencialidad”, pero la “presencialidad tiene que ser cuidada”.

La directora del colegio San Martin que cuenta con una matrícula de 800 estudiantes explicó que la mayor problemática a trabajar es el desapego de los afectos más allá de los contenidos. “Tenemos chicos a los que no conocemos. No conocer sus expectativas y sus necesidades dificulta la tarea” cerró Sepúlveda.

Embed

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

35.294117647059% Me interesa
29.411764705882% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
35.294117647059% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario