El clima en Neuquén

icon
Temp
68% Hum
La Mañana gatos

Renunció a su trabajo en el Estado y puso una guardería de gatos a domicilio

Agustina tiene 34 años, es trabajadora social y su amor por los gatos es infinito. Recorre todo el Alto Valle cuidando gatos en las casas.

Agustina Montes de Oca trabajó once años en el Estado provincial como licenciada en trabajo social. Pero su amor por los animales y, en particular, por los gatos la llevó a emprender un nuevo camino: hace menos de un año montó su propia guardería gatuna a domicilio.

La joven de 34 años se recibió en la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) y, mientras se desempeñó como trabajadora social en el Estado provincial, inició una vida dedicada a ser proteccionista y rescatista de gatos abandonados, que hoy lleva diez años. Su contacto permanente con estos animales la llevó a "entender todo" de ellos y, con el tiempo, logró fusionar su amor por los gatos con un trabajo con el que se sustenta económicamente.

Te puede interesar...

Su proyecto empezó en plena pandemia de coronavirus pero hace tres meses decidió dar un giro: renunció a su trabajo y dedicó toda su energía y tiempo a “La Guardería de Nicole”. Allí ofrece un servicio principal, que es el cuidado de gatos a domicilio. Pero también ofrece el cuidado de gatos en su hogar durante mudanzas o de gatos con discapacidad que requieren atenciones específicas.

Durante la semana, Agustina ve más gatos que personas. Se encarga de recorrer Neuquén, Centenario, Plottier y hasta Cipolletti para cuidar a los animales que quedan solos, ya sea porque sus cuidadores se fueron de vacaciones, tuvieron viajes por trabajo o por algún problema de salud.

AM Agustina de guarderia de gatos Nicole (5).jpg
Noe y Habi, dos de las fieles compañeras de Agustina.

Noe y Habi, dos de las fieles compañeras de Agustina.

A diferencia de otros servicios similares, a Agustina la distingue esa capacidad de detectar “qué le está pasando al gato”, incluso cuando recién lo conoce. ¿Por qué? A diferencia de los perros -marca la joven- los gatos la pueden estar pasando muy mal, pero no lo manifiestan expresamente. “Hay muchos mitos sobre los gatos. Muchos piensan que son perros pequeños, pero es una especie distinta que se comporta de otra manera. Hay mucha desinformación con que el gato se cuida solo, o que es traicionero”, explicó Agustina a LM Neuquén.

"El gato se puede estar muriendo de dolor y al mismo tiempo estar jugando. Yo tengo la capacidad de detectar si al gato le pasa algo", señaló la joven, aunque aclaró que esta capacidad -que adquirió con su trabajo a pulmón de proteccionista- no implica un reemplazo de la consulta veterinaria.

Además, la joven advirtió que durante el aislamiento por la pandemia de coronavirus creció notablemente la adopción de gatos en los hogares y se atreve a definir al “gato de pandemia”. Según describió, es distinto al de la pre-pandemia ya que “se crió 24 horas en una casa con gente, y esto crea otras características”, por lo que “eso influye en la socialización, y los vínculos de apego y dependencia son distintos”.

AM Agustina de guarderia de gatos Nicole (3).jpg
Amy, otra de las siete gatas que convive con la joven de 34 años.

Amy, otra de las siete gatas que convive con la joven de 34 años.

--> No son mascotas

La joven convive con seis gatas rescatadas: Amy, Noelia, Habi, Frida, Celia y Nicole; y también con Mandarina, quien permanece “en tránsito”. Se resiste al concepto de “mascota” y tampoco se concibe como “su dueña”; en cambio, se nombra a sí misma como la “tutora” de los animales.

“Tiene que ver con el paradigma desde el cual una se posiciona y entiende a los animales. Soy vegana, antiespecista y me posiciono desde un lugar entendiendo a los animales como sujetos de derecho y no como objetos de tenencia”, explicó Agustina.

Además, mencionó que intenta “no usar el término tenencia responsable” ya que “me parece que está bueno empezar a correr el concepto de dueño y mascota porque los cosifica y los pone en un lugar de que ‘lo pongo, lo saco y hago lo que quiero'''. Y aclaró: “Quizás es una pavada, pero el lenguaje también construye significado y nos posiciona desde un lugar distinto”.

AM Agustina de guarderia de gatos Nicole (2).jpg

--> ¿Gatos con discapacidad?

Los gatos “discas” son, en el ambiente proteccionista, los gatos con discapacidad, expresado de forma cariñosa. Su cuidado también le da la particularidad al emprendimiento de Agustina ya que ofrece este servicio en su domicilio. De hecho, “la guardería de Nicole” nació inspirado en Nicole, una gata con discapacidad motriz que adoptó.

“Nicole me abrió esa puerta. Antes no sabía qué se hacía con un animal con discapacidad motriz, no sabía si iba a poder vivir, si iba a tener calidad de vida. Hace unos años la única alternativa que se daba era la eutanasia. Hoy Nicole tiene ocho años y sabemos que pueden tener calidad de vida bajo los cuidados necesarios”, contó la proteccionista.

Según mencionó, sobre el cuidado de los gatos con discapacidad aprendió mayoritariamente gracias a los veterinarios de Cedivet.

“Quería que Nicole reflejara el espíritu del emprendimiento, que es el cuidado responsable de gatos y gatas, y también fomentar la adopción“, confió. Y aclaró que “es un servicio que no es muy común” ya que “hay que saber cuidar a un animal con discapacidad, no porque sea más difícil sino porque es distinto”.

--> "No trabajaba en buenas condiciones"

Agustina renunció al Estado provincial, donde durante once años trabajo como trabajadora social en distintas áreas. Desde los 19 años que trabajó en relación de dependencia, por lo que haber renunciado a este trabajo fijo implicó una gran decisión en su vida, sumado a que el camino que emprendió fue el de la autogestión.

"No la estaba pasando bien en mi trabajo, no estaba en un lugar en donde yo me sintiera valorada, hacía bastante tiempo. Estaba sufriendo maltrato institucional y no tenía los derechos garantizados. Todo eso me impulso a que yo me animara a proyectar en algo que me gusta y que, a su vez, considero que es un servicio a la comunidad", contó la proteccionista.

Reconoció que fue un momento "de crisis" que atravesó "con mucho miedo", pero hoy no se arrepiente en absoluto de su decisión. "Fue miedo de sentir que me había equivocado, que quizás no era le momento, pero hoy estoy re contenta con el resultado. Todo tiene pros y contras, pero ahora soy dueña de mis tiempos, es un ambiente súper amigable donde no hay maltrato y hay otro tipo de vínculo con los clientes", afirmó.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

6.6666666666667% Me interesa
78.947368421053% Me gusta
5.2631578947368% Me da igual
6.3157894736842% Me aburre
2.8070175438596% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario