Riesgo de cáncer en embutidos y hamburguesas

Lo asegura la Organización Mundial de la Salud, que también incluye el jamón.

París. Es oficial: después de años de estudios, la carne fue incluida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su lista de agentes que pueden causar cáncer.

La organización colocó a las carnes procesadas en la primera de las cinco categorías en las que agrupa a los posibles agentes cancerígenos, junto al tabaco y el asbesto.

Según la OMS, salchichas, chorizos y jamones pueden provocar cáncer intestinal, mientras que el consumo de carnes rojas es una causa probable de la enfermedad. El informe, publicado ayer, profundizará el debate sobre las dietas basadas en estos alimentos.

50g de carne procesada al día aumenta 18% el riesgo de cáncer de intestino, señala la OMS.

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, que es parte de la OMS, puso a las salchichas y el jamón en su lista grupo 1, que ya incluye al tabaco, el alcohol, el plutonio, el asbesto, el aire contaminado y las emisiones de diésel, para los que existe "suficiente evidencia" de vínculos con el cáncer.

"Para un individuo, el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal (en el intestino) debido a su consumo de carne procesada sigue siendo pequeño, pero este riesgo aumenta con la cantidad de carne consumida", explicó el doctor Kurt Straif, jefe del programa de Monografías de la IARC. "De todos modos, los riesgos son claramente menores que con otros cancerígenos conocidos", agregó.

34 mil muertes al año en todo el mundo se asocian al alto consumo de carne procesada.

"Los expertos -señala el informe- concluyeron que cada porción de 50 gramos de carne procesada consumida diariamente aumenta el riesgo de cáncer colorrectal en un 18%". Se estima que unas 34.000 muertes por cáncer en todo el mundo están asociadas a alto consumo de carne procesada.

La mayoría de este tipo de alimentos contiene carne de cerdo o de vaca, pero también pueden contener otras carnes rojas, aves o subproductos cárnicos como la sangre, como las salchichas, el jamón, los chorizos, la carne en conserva o en lata, y las preparaciones y salsas a base de carne.

Además, las carnes rojas, categoría bajo la cual la IARC incluye a la carne bovina, de cordero y de cerdo, fueron clasificadas como un cancerígeno "probable" en su lista grupo 2A, en la que también figura el glifosato, el ingrediente de muchos herbicidas.

El grupo de trabajo de la IARC analizó más de 800 estudios que investigaron asociaciones para más de una docena de tipos de cáncer con el consumo de carne roja y de carne procesada en muchos países y poblaciones con dietas diversas.

Para el director, Christopher Wild, "estos hallazgos apoyan aún más las actuales recomendaciones de salud pública acerca de limitar el consumo de carne". De todos modos, recordó el "valor nutricional" de la carne roja, rica en hierro, zinc y vitamina B12.

Un panel de 22 científicos de 10 países de la IARC fue el encargado de revisar los estudios científicos publicados sobre el tema.

La decisión de la IARC había sido adelantada la semana pasada por el Daily Mail y ocasionó un fuerte rechazo por parte de la industria. El Instituto Norteamericano de la Carne, una gran patronal cárnica en Estados Unidos, dijo el viernes que el estudio "atenta contra el sentido común" y va en contra de "docenas de estudios en los que no se ha encontrado correlación entre la carne y el cáncer".

¿Qué es la carne procesada?

El estudio de la OMS considera carne procesada aquella que "ha sido transformada con sal, curación, fermentación, ahumado, para mejorar el sabor y preservar el alimento". Y carne roja a la que proviene del músculo de un mamífero, lo que incluye vacuno, cordero, cerdo, caballo y cabra.

Las conclusiones fueron publicadas en The Lancet Oncology, y se basan en estudios realizados en países europeos y en otras partes del mundo.

Otros expertos lo relativizan


La organización británica Panel de Asesoría sobre el Consumo de Carne dijo ayer que "ningún alimento te da cáncer y la prioridad para prevenirlo continúa siendo no fumar, mantener un peso corporal normal y evitar un alto consumo de alcohol", señaló Robert Pickard. Y Tim Key, del Centro Británico de Investigación sobre el Cáncer, recalcó: "Un sándwich de panceta de vez en cuando no va a causar problemas, pero una dieta saludable siempre es asunto de moderación".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído