River goleó a Quilmes por 5 a 1 en el Monumental

Tras un arranque parejo, el equipo de Gallardo se adueñó de la pelota y se impuso con una goleada.

River sacó adelante un partido que parecía complicado y goleó a Quilmes por 5 a 1. En un Monumental que lució bien luego de las lluvias intensas del día anterior que obligaron la postergación, el conjunto de Marcelo Gallardo se impouo gracias a dos goles de Rodrigo Mora, otros dos de Gonzalo Martínez y uno de Lucas Alario, mientras que Romero había igualado transitoriamente para Quilmes.

En un arranque parejo, River perdió a Balanta, quien ya había mostrado molestias en la previa del partido y fue reemplazado a los 5 minutos por Nicolás Domingo. En ese comienzo, ambos estaban imprecisos.

Apenas había pasado el cuarto de hora cuando Alario se metió en el área y eludió cuanto pudo hasta que Adrián Calello lo bajó y Fernando Rapallini cobró penal. Mora eligió el palo izquierdo de Walter Benítez, quien se adelantó tres pasos, por lo cual el árbitro determinó que se ejecutara de nuevo. Esta vez, el uruguayo optó por el mismo lado, pero su remate salió más alto e inatajable para el arquero.

River se adueñó de la pelota en los minutos siguientes pero fallaba al llegar cerca del área de Quilmes, que cuando tenía la pelota era vertical y generaba peligro, sobre todo gracias a la movilidad de Elizari. Sobre los 32 minutos, llegó el empate: el remate de Rescaldini que había ingresado solo al área, rebotó en Maidana y, con Baroovero descolocado, Romero tomó la pelota y la mandó adentro.

El partido era de ida y vuelta y ambos, aunque con errores en ataque de ambos lados. En ese contexto, Quilmes casi se va arriba en el descanso, cuando, a los 43, Barovero tapó sobre la línea el anticipo de Celaya, quuien había desviado un centro preciso desde un tiro libre de Leonel Bontempo.

El gol que no convirtió el visitante lo hizo el equipo de Marcelo Gallardo gracias a un remate desde afuera del área: Martínez sacó un zurdazo tremendo que se metió junto al palo de Benítez.

River comenzó mejor en el segundo tiempo, con control de la pelota en campo rival. Y a los 6 minutos, otra vez Martínez se encontró con el gol: apareció solo por el segundo palo para culminar una buena jugada colectiva.

Si ya se le hacía muy cuesta arriba a Quilmes, mucho más después que a los 12 minutos Braña se fue expulsado por una violenta patada contra Martínez. Y dos minutos más tarde, cuando Mora tomó de volea una pelota que quedó en la mitad del área y puso el 4 a 1.

Allí el partido quedó definido. El gol de Alario, en posición adelantada, solo sirvió para hacer más abultada la goleada.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído