Robot se reconoce y puede anticipar sus movimientos

Podría ser el primer paso para que un androide se relacione con su entorno.

España. Tras dos años de investigaciones, el científico español Pablo Lanillos logró que un androide sea capaz de reconocerse a sí mismo. Se trata de “Tiago”, que, luego de verse en el espejo y hacer ciertos movimientos, dijo “soy yo”. Así, Lanillos consiguió que el autómata se identifique por movimiento y visión. “Está programado para darse cuenta de que si sube un brazo, la extremidad va a aparecer en cierta posición y prever ese movimiento”, explica. Ya no significa sólo moverse, sino que lo haga con coherencia a lo que espera ver y se produzcan cambios en su visión.

El investigador está convencido de que es un primer paso para que el robot pueda relacionarse con el entorno y tomar decisiones. “Las personas tenemos un modelo fijo y nuestro cerebro actúa rápido para distinguir nuestros movimientos. Que el robot se reconozca no es prereflexivo (saber que yo soy yo con toda mi historia), sino por repetición de movimientos”, aclara.

Te puede interesar...

Sin embargo, si se programa otro autómata con igual apariencia que Tiago, que hace los mismos movimientos en el mismo momento, el androide se confunde y cree que es él reflejado en un espejo. “Aunque si hace un leve movimiento distinto, distingue que no es él instantáneamente”, afirma Lanillos.

El proyecto (Selfception) está inspirado en teorías sensomotoras de psicología y neurociencia. Se basa en que el desarrollo de las capacidades cognitivas pasa primero por el aprendizaje de nuestro cuerpo. Desde que estamos en el útero materno generamos un mapa que relaciona cada acción con una respuesta sensorial (en ese momento se empieza a construir la base para relacionarnos con el mundo). El programa ayuda a comprender el cerebro humano y a mejorar las capacidades de las máquinas cuando interactúan con personas.

Un ingeniero que fue motivado

Pablo Lanillos, el creador de “Tiago”, es un ingeniero español y doctor en Inteligencia Artificial por la Universidad Complutense de Madrid. Desarrolló este proyecto gracias a una beca Marie Curie, destinadas a fomentar la formación y el desarrollo de investigadores destacados.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído