El clima en Neuquén

icon
22° Temp
34% Hum
La Mañana trans

Rubén, el papá transgénero que amamanta a su bebé

A los 27 años, su deseo lo llevó a someterse a varias inseminaciones artificiales. La emotiva historia del primer padre gestante trans en España.

El español Rubén Castro estaba decidido a convertirse en padre. A los 27 años, su deseo lo llevó a someterse a varias inseminaciones artificiales: un proceso doloroso por las inyecciones y cambios hormonales pero principalmente complejo y duro por la gran incertidumbre, miedo y dudas que nacen al no saber si se podrá lograr el embarazo. Después de cinco intentos, logró su sueño. La tarea no fue fácil: en España aún no existen medidas que ayuden a los hombres trans a tener acceso fácil a servicios de ginecología. El 1° de mayo nació Luar.

Tras documentar el progreso de su embarazo en las redes sociales, Rubén se mostró conmovido tras el nacimiento de su hijo. "Perdonad el silencio, la ausencia y el no contestar a vuestros mensajes, estaba dándole la bienvenida al mundo a esta preciosidad que tengo por hije. Finalmente decidió que el 1 de mayo era buen día para salir", dijo. "Gracias por todos vuestros mensajes y felicitaciones. Ha sido lo más difícil y deseado que he vivido hasta ahora. La aventura solo acaba de empezar", escribió en un posteo de Instagram.

Te puede interesar...

A diferencia de muchos papás trans, que durante su transición deciden someterse a la mastectomía (extirpación de las mamas), Rubén, convencido en que quería amamantar a su bebé, decidió conservar sus senos. La lactancia no fue un proceso sencillo para el joven papá que padeció de grietas, dolor, sangre y mucha desesperación porque su bebé parecía no querer de su leche. No obstante, a tres meses de tener a Luar, pudo amamantarlo.

La historia de Rubén había generado empatía en las redes sociales. El motivo fue que narró todas las dificultades que tuvo tras decidir embarazarse y los obstáculos que superó para poder cumplir su sueño de ser padre. Incluso, su caso se convirtió en un documental, llamado "Papá gestante".

Antes de comenzar su tratamiento hormonal, congeló sus óvulos. Tiempo después, ya como un hombre transexual, Rubén fue a especialistas que lo ayudaron a realizar la inseminación artificial. Sin embargo, comentó que probablemente esos fueron los pasos "más sencillos" de todo este proceso, ya que en el camino se enfrentó a críticas y ataques de personas, y a trámites burocráticos. El joven comentó que aunque en un proceso de transición es muy común que los interesados se sometan a una mastectomía, él no lo hizo para poder amamantar a su hijo y así "cumplir un sueño por completo".

A pesar de todo lo que tuvo que enfrentar para cumplir su sueño, el joven español sostiene que esta es la experiencia más linda de su vida y que cumplió lo que quiso desde niño.

"Sé que va contra toda ley escrita, pero si no hay referentes no sabés que podés existir. Hay mucho desconocimiento sobre todo en lo sanitario, tuve que pasar por un comité ético sanitario, pero para mí es todo un avance, porque es donde siempre quise estar", dijo Rubén Castro. Ahora trata de visibilizar más casos como el suyo. De hecho, en una de sus publicaciones de Instagram expuso que los hombres transexuales que ya tienen su documentación cambiada no son atendidos en el área de ginecología en los centros de salud, ya que son tomados como "errores de citación".

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

2.6666666666667% Me interesa
13.333333333333% Me gusta
6.6666666666667% Me da igual
6.6666666666667% Me aburre
70.666666666667% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario