Sacaron a su bebé de una clínica y se lo quisieron llevar en un avión a Buenos Aires

El bebé estaba internado en grave estado por una hernia. La Justicia ordenó detener el despegue y que el niño vuelva a la clínica.

La Justicia ordenó anoche detener el despegue de un avión que se dirigía a Buenos Aires cuando una pareja intentó viajar con su bebé en grave estado de salud tras llevárselo desde una clínica en la que estaba internado.

Fue pasadas las 20.30 cuando la Policía fue alertada de que el pequeño de 10 meses ya no estaba en la clínica San Lucas donde permanecía en estado delicado. En ese momento, se le dio intervención al comando para que ubique a sus padres oriundos de Zapala en su casa. Al llegar al domicilio, la Policía constató que no había nadie. En ese momento, vecinos comentaron que habían visto al padre del niño cargando unos bolsos el día anterior.

Rápidamente, personal policial comenzó una búsqueda en los hospitales de la ciudad, en las terminales de Neuquén y en la de Cipolletti, sin resultados. Cerca de las 21.25, los policías llegaron al Aeropuerto donde constataron que un vuelo comercial estaba por despegar y allí finalmente encontraron a la pareja.

Debido a la gravedad del estado de salud del bebé, el juzgado de Familia ordenó a la Policía detener el despegue del avión y que los padres no viajaran ya que el niño podría no resistir el vuelo. En medio de una crisis de nervios, la madre se negaba a bajar y el piloto de Aerolíneas Argentinas debió pedirle que dejara el avión porque lo que estaba haciendo "no estaba bien".

Inmediatamente, intervino la Policía y se derivó al niño nuevamente a la clínica San Lucas donde permanece internado desde anoche.

Esta mañana la madre del bebé aseguró que había retirado a su hijo ayer a la mañana porque "le habían dado el alta" y que habían decidido llevarlo al hospital Garrahan de Buenos Aires. La mujer aseguró a LM Neuquén que su bebé estaba bien de salud y que hasta había llegado al aeropuerto comiendo. Por otro lado, dijo que recibió maltratos por parte de los directivos y del personal de la clínica.

La denuncia

El niño que ayer fue retirado de una clínica había sido operado en el hospital Castro Rendón por una hernia el mes pasado y sus padres habían denunciado un caso de mala praxis en el hospital Castro Rendón. Según sus padres, tras la intervención el niño comenzó a sentirse mal y su cuadro comenzó a agravarse.

La madre del bebé denunció que que el bebé tuvo una gran inflamación abdominal y tras una ecografía, habrían encontrado una gasa adentro, situación que desmintieron desde el hospital. Tras el hecho, realizó una denuncia en la Comisaría.

Por su parte, desde el Hospital aseguraron que al niño se le brindaron todos los cuidados necesarios y que su estado de salud era delicado por la patología que lo aqueja. Asimismo, indicaron que no brindarían mayores detalles del caso para resguardar la identidad del menor de edad.

"Entendemos la angustia y preocupación de la familia, pero estamos tranquilos de haber actuado con la mayor corrección médica y humana", respondieron a través de un comunicado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído