Samsung dejó de fabricar el celular que explota

Se trata del Galaxy Note 7. Asociaciones de protección al consumidor detectaron cinco casos solamente en Estados Unidos en los que la batería se prendió fuego en celulares repuestos.

Samsung dejará de fabricar su emblemático smartphone Galaxy Note 7 ante la imparable sucesión de casos en los que estalló la batería del teléfono, incluso en modelos que habían sido cambiados y en teoría eran seguros, informan hoy entre otros el "Wall Street Journal" y el "New York Times".

Previamente, asociaciones de protección al consumidor detectaron cinco casos solamente en Estados Unidos en los que la batería se prendió fuego en celulares repuestos.

Según fuentes informadas que citan los dos medios, Samsung detuvo por completo la producción. La agencia surcoreana Yonhap también lo confirma y cita como fuente a un gerente de una firma de suministros. El propio gigante surcoreano no ha hecho declaraciones.

En su último comunicado el domingo, la firma se limitó a decir que toma muy en serio las informaciones sobre los accidentes. "Seguimos trabajando bajo fuerte presión para investigar los casos denunciados e informar de la causa". Se trabaja estrechamente con la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo (CPSC) estadounidense.

"Si detectamos un riesgo para la seguridad, tomaremos las medidas de seguridad adecuadas junto con la CPSC", dijo un portavoz. El organismo ordenó retirar el modelo a mediados de septiembre en Estados Unidos.

Samsung, la empresa líder en smartphones, anunció a principios de septiembre que retiraba del mercado 2,5 millones de aparatos de la serie Galaxy Note 7 por peligro de que se incendiara la batería, y ofreció cambiarlos por otros iguales sin el problema.

Este pasado fin de semana se conocieron en Estados Unidos sin embargo cuatro casos en los que los teléfonos cambiados estallaron. Uno de ellos llenó de humo una habitación el martes por la noche, y el domingo volvió a ocurrir, informó un usuario al blog tecnológico "The Verge". Otros usuario relató al blog que su celular se prendió fuego mientras estaba en un armario durante la comida.

A ello se suma otro caso de un teléfono que se incendió en las manos de una adolescente de 13 años y el pasado miércoles ya había habido un incidente en un avión que tuvo que ser evacuado poco antes de despegar por el incendio de un Note 7. Yonhap señaló que en Corea del Sur y en Taiwan también hubo dos casos de teléfonos repuestos que estallaron.

El modelo nunca llegó a estar a la venta oficialmente en Europa porque iba a ser lanzado cuando se produjo la retirada inicial y se vendía en Estados Unidos, México y algunos países asiáticos desde agosto.

Según una investigación preliminar de la CPSC referida a los primeros modelos retirados, el problema podría deberse a que el espacio para la batería era demasiado pequeño y ello producía cortocircuitos.

# Información para el editor

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído