San Antonio tiene un lago artificial con agua de mar

Luis Uribe

regionales@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- A no más de cinco cuadras de la plaza principal de San Antonio Oeste se abre en la superficie una enorme cavidad de poco más de dos manzanas que se inunda con agua de mar. Es el lago artificial, ubicado en el extremo este de la ciudad, pegado a la ría, convertido en uno de los balnearios más visitados por los turistas.

El predio, que las imágenes satelitales muestran con forma de martillo, tiene en el centro una isla desértica conectada a la calle por un puente de hierro.

Un sitio especial

Su perímetro está rodeado por eucaliptos jóvenes y por un paredón blanco que cada tanto aparece averiado, producto de choques de vehículos. Además en la periferia, calle de por medio, se levantan casas modernas y espaciosas.

Por el costado de la costanera funciona una alcantarilla por donde el agua de mar entra y sale. Allí también hay una playita de arena con sombrillas de paja y mesas con bancos, ideal para pasar una jornada veraniega.

A este lugar suelen concurrir vecinos que buscan una alternativa a los demás sectores de costa, como Los Tamariscos, el barrio Ferroviario, el Arbolito de Salas o Punta Verde. Es una playa popular que atrae a los vecinos de San Antonio, pero también a los ocasionales visitantes que hacen turismo en las playas de Las Grutas.

La cercanía permite llegar caminando o en bicicleta. Pero también concurren al lago turistas que se sienten atraídos por el estanque y las comodidades que ofrece. Fundamentalmente quienes se alojan en el camping del Club Náutico, que está enfrente.

De lunes a viernes se suele ver a cientos de niños que asisten a la colonia de vacaciones que organiza el municipio local. También hace unos pocos años una pareja eligió realizar su ceremonia de casamiento en la isleta.

El balneario fue construido por el municipio hace algunas décadas. Fue una obra que necesitó de un gran operativo para retirar en camiones el material árido que le dio mayor amplitud al embalse. Hoy es el centro donde la mayoría del pueblo se baña en estas aguas, que a pesar de parece un piletón de agua dulce, es una réplica del mar que se mete de lleno a este poblado de la costa rionegrina.

Embed

La tormenta y la plea dañaron la playa

Subió el mar de golpe

Cerca de las 15:30 se registró la pleamar, que está en niveles extraordinarios. Apenas una fina lonja de arena perduró entre la Primera y la Tercera Bajada. La gente tuvo que abandonar la playa.

La huida de los rayos

Todo se terminó de frustrar cuando gruesos nubarrones aparecieron por el norte y se desató una tormenta eléctrica, que provocó la huida de los bañistas que quedaban en la costa.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído