El clima en Neuquén

icon
18° Temp
29% Hum

Se escapó de la domicilaria para ir a jugar al fútbol

Está preso por un crimen y había conseguido el beneficio por un problema de salud en una pierna. Policías lo vieron en un potrero.

Mientras que las evasiones del Establecimiento de Ejecución Penal 5 de Cipolletti fueron escasas en los últimos años, se reiteraron los incidentes con condenados e imputados que son monitoreados en forma electrónica. Uno de los casos más destacados fue el que protagonizó el criminal Pablo Sebastián Rojas, quien el año pasado se fugó a la carrera de la sede de la Comisaría 45.

Rojas se encuentra purgando una pena de 14 años por el homicidio del cipoleño Otto Gutiérrez. Con el paso del tiempo, obtuvo algunos beneficios y tras su paso por los penales de la región valletana, fue trasladado al ex Maruchito de General Roca. De igual modo, la defensa insistió en su excarcelación y el año pasado, se sucedieron una serie de audiencias para atender sus pedidos. Uno de sus principales argumentos para ser liberado era una supuesta afección en una pierna.

Te puede interesar...

De acuerdo a fuentes judiciales, el descargo de la defensa y el propio testimonio del condenado estuvieron muy lejos de convencer al responsable del juzgado de Ejecución Penal y la respuesta fue totalmente negativa. Sin embargo, Rojas y su abogado insistieron ante un tribunal cipoleño de revisión y finalmente consiguieron la prisión domiciliaria.

Más allá de las estrictas pautas de conducta impuestas y que Rojas debía permanecer las 24 horas en un domicilio de calle Río Neuquén, el primer día que dejó la cárcel y, en horas de la tarde, fue observado por agentes policiales jugando al fútbol. Debido a que los integrantes de las fuerzas de seguridad no desconocían su situación, informaron a las autoridades judiciales y se dispuso su inmediata detención. Por esta razón y no desconociendo que iba a perder el beneficio otorgado por jueces de la Cuarta Circunscripción, decidió fugarse, indicaron las fuentes.

El audaz Rojas protagonizó la huida el 2 de septiembre de 2021 y, fue recapturado los primeros días de enero de este año, en una toma neuquina.

La condena

Rojas se encuentra cumple un castigo de 14 años de cárcel por el asesinato de Otto Gutiérrez, quien fue baleado en calle El Bolsón en 2011. El acusado fue llevado a juicio ante la ex Cámara Primera en lo Criminal de Cipolletti y se lo consideró autor material del hecho. En tanto, un cómplice, identificado como Fabián Martínez Sáez, recibió un castigo menor de 10 años y 8 meses de cárcel efectiva.

En la actualidad, Rojas se encuentra alojado en la cárcel de Roca.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario