Se hizo agua el contrato

A menos de cuatro meses para las elecciones municipales de Neuquén, el contrato de concesión para la prestación de los servicios de agua y saneamiento brilla por su ausencia.

Los candidatos en liza tendrán una campaña breve para decir qué harán en esta materia. La ciudad acusa durante estos últimos días innumerables problemas con roturas de caños. Podría atribuírselos a daños de materiales por la llegada del frío y a la mayor presión de los acueductos por la merma del consumo.

Te puede interesar...

Sin embargo, las desinteligencias y la falta de comunicación entre el Municipio y la Provincia por los desperfectos originados desde que comenzaron las obras en el Metrobús estuvieron a la orden del día. No faltó demagogia con algunas declaraciones en relación con el proyecto de contrato, pero luego de que Horacio Quiroga perdió las elecciones provinciales el tema dejó de interesarle, evidentemente.

La ciudad de Neuquén aún carece de reglas de juego que regulen el servicio de agua y saneamiento.

Hoy, el oficialismo municipal ungirá a Marcelo Bermúdez, principal funcionario de la actual gestión, como aspirante a la intendencia. Sería una oportunidad propicia para saber qué piensa hacer -en caso de ganar- con el contrato de concesión, ya que en el Ejecutivo provincial seguirá estando Omar Gutiérrez, el mismo interlocutor que tuvo Quiorga y con quien no se pudo poner de acuerdo.

El contrato de concesión no solamente es necesario para que se fijen reglas de juego en relación con las competencias y responsabilidades de cada una de las partes para garantizar un servicio de calidad, sino también por uno de los aspectos más sensibles: las tarifas y las inversiones que hacen falta en un contexto difícil con una inflación galopante y una recesión fenomenal.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído