Se le cayó el pelo porque le salió todo mal en su boda

Por el estrés de los errores en la fiesta, perdió el 90% del cabello.

Inglaterra. Muchas son las mujeres que sueñan con una noche de bodas perfecta, pero en algunas oportunidades le pueden generar mucho estrés a las novias. El caso de Michelle WilsonStimson, de Stanford, es particular debido a que las semanas posteriores a su boda perdió gradualmente su cabellera. Tras consultar con profesionales de la medicina, determinaron que se trataba de un caso de “alopecia generado por un fuerte golpe de estrés”.

La mujer comenzó a difundir su caso para ayudar a las mujeres que atraviesen situaciones similares, en su blog llamado “Hair loss diaries”. En él, la novia de 42 años relata cuáles son las complicaciones que la llevaron a perder el 90% del pelo de su cabeza.

Te puede interesar...

“Me horrorizó. Debería haber sido un día especial, pero me dejó tan ansiosa que ahora estoy sin pelo. La gente no tiene idea de lo estresante que puede ser planificar una ceremonia. El sueño de la boda puede convertirse en una pesadilla”, contó la mujer.

En su web cuenta que lo mejor es aceptar ayuda y no querer centrar todas las responsabilidades en una misma, para evitar cualquier tipo de enfermedad producto del estrés. “Sentí que no podía contar con nadie para pedir ayuda. Me quedé con miedo de ser considerada una novia loca, así que asumí toda la organización”, sentenció.

Motivos no le faltaron a Michelle para estresarse: el peluquero faltó el día de la boda, el coro de la iglesia falló, sumado a que el vestido llegó un día antes y no había quedado como ella quería.

Todas esas situaciones negativas se fueron acumulando y complicando el día de la novia, quien comenzó a sufrir un estrés incomparable. “Opté por comprar el vestido por internet, cuando recibí la notificación que el vestido sólo llegaría faltando pocos días para mi matrimonio, mi estrés empeoró. Yo no podía dormir”, contó. Y como el coro le había fallado, debió colocar música del celular para hacer la entrada a la iglesia y para colmo de males, justo cuando entraba, la música se cortó y tuvo que realizar la entrada y toda la ceremonia en completo silencio.

Ya han pasado tres meses desde la desastrosa boda de Michelle, quien aún no sabe si su cabello volverá a crecer totalmente y será la misma de antes.

El vestido de novia le llegó tarde, el peluqero le faltó, el coro de la iglesia falló y tuvieron que poner música con un celular, pero se cortó.

Un matrimonio que empezó mal

la mujer, que vive en stanford, inglaterra y es madre de tres pequeños, contó a The sun que, junto con su pareja de 32 años, tenían un presupuesto de 8 mil libras para la ceremonia. Pero la falta de dinero no fue uno de los problemas, ya que los motivos que la estresaron fueron operativos y no de recursos. Michelle contó que, aunque al principio estaba muy emocionada por la propuesta de matrimonio de Jonathan, pronto comenzó a estresarse demasiado porque era su segundo matrimonio y “algunos amigos y familia hacían bromas sobre la segunda vez que me casaría”. aunque en un principio los médicos no sabían si volvería a crecerle el cabello, le sugirieron inyecciones de esteroides para acelerar el crecimiento capilar, pero no funcionó, por lo que la mujer cayó en una profunda depresión. Conforme ha pasado el tiempo, Michelle aprendió a aceptar su nueva imagen. aún no le crece el cabello, pero asegura que ahora se acepta como es: “estoy aprendiendo a ser feliz sin cabello”, contó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído