Seis de cada diez madres no tienen ingresos propios

Tuvieron a su primer hijo y son económicamente dependientes.

POR ANA LAURA CALDUCCI - calduccia@lmneuquen.com.ar

El 60 por ciento de las neuquinas que se convierten en mamás son económicamente dependientes, es decir que no tienen trabajo ni expectativa de vivir de sus propios ingresos. Lo curioso es que la gran mayoría son mayores de edad, con el secundario completo y hasta algún tipo de estudios de nivel superior.

Te puede interesar...

Los datos provienen del último informe sobre estadísticas vitales de la provincia de Neuquén, correspondiente a 2018. Se basan en las declaraciones e inscripciones recabadas en todos los registros civiles y establecimientos de salud.

Hace dos décadas, las mujeres neuquinas que tenían un bebé sin contar con ingresos propios eran tres de cada cuatro. Desde entonces, hubo una oscilación con altas y bajas pronunciadas, hasta llegar en 2005 a apenas un 39 por ciento de mamás sin trabajo ni expectativa de acceder a un puesto remunerado.

Desde entonces, el porcentaje de quienes están fuera del mercado laboral se incrementó y alcanzó en 2018 a seis de cada diez madres.

El año pasado, hubo 10.553 nacimientos en la provincia. En 6141 casos, las mamás declararon que no trabajaban y tampoco esperaban conseguir empleo. Otras 3994 neuquinas dijeron contar con una ocupación remunerada y 386 señalaron que estaban fuera del mercado laboral pero buscaban insertarse a corto plazo.

Eso implica que las mujeres que llevan adelante su embarazo con una vida laboral activa son minoría en Neuquén.

El 58,2 por ciento llega al nacimiento sin una fuente de ingresos propia y tampoco prevé alcanzar una independencia económica después de tener a su hijo.

De las 10 mil mujeres que fueron mamás el año pasado, 9500 eran mayores de edad. Además, el 60 por ciento contaba con algún título, así fuera secundario, terciario o universitario.

Solo en 4300 casos, las madres indicaron que no habían llegado a quinto año del secundario; otras 4000 tenían el nivel medio completo y 2000 eran graduadas de alguna carrera profesional.

Los registros revelaron también que una de cada seis mujeres que dieron a luz en 2018 eran madres solteras, sin un padre presente en el hogar. En 1589 casos declararon que no tenían una pareja conviviente al momento de tener a su bebé.

En el mapa provincial, dos de cada tres nacimientos se concentraron en el departamento Confluencia, donde viven el 67 por ciento de los neuquinos.

En el otro extremo, Catan Lil fue la región con menos noticias de la cigüeña: a lo largo del año pasado tuvieron apenas 24 recién nacidos.

piezap03.jpg

EL DATO

15 fueron los nacimientos en una vivienda particular en 2018, uno cada 700 casos. La proporción de mujeres que dan a luz en su hogar es ínfima en Neuquén. El año pasado, 10.536 madres tuvieron a su bebé en un establecimiento asistencial, por encima del 99 por ciento. Los registros no detallan si los partos caseros fueron por elección o si se trató de una situación imprevista. El 30% de los bebés que nacieron el año pasado en Neuquén proviene de un hogar de migrantes.

p03-f02-nqn(SCE_ID=381012).jpg

--> Tendencia: aumentan las cesáreas planificadas

Con el paso de los años, las cesáreas planificadas vienen en aumento. Les están ganando terreno a los partos naturales tanto en las clínicas privadas como en los hospitales públicos. Hace una década, una de cada cuatro mamás neuquinas elegía la cirugía; hoy lo hacen una de cada tres.

Si bien hay casos en los que existe una causa médica para evitar el parto, las estadísticas muestran una tendencia creciente a favor de las cirugías. El incremento es más marcado en el sector privado, donde hoy hay más cesáreas que partos. Sin embargo, en los sanatorios provinciales, las mamás que dan a luz sin intervención quirúrgica también están en retroceso.

En 2018, sobre 10 mil nacimientos, 5605 fueron partos espontáneos. Otras 1575 mamás tuvieron una cesárea de último momento y 3360 fueron al quirófano por elección previa. Es decir que un tercio de los bebés neuquinos llegó al mundo mediante una cirugía.

En 2009, una década atrás, eran 7100 partos espontáneos sobre 11 mil nacimientos. Entonces, hubo 1636 cesáreas no planeadas y 2559 casos que fueron a quirófano por elección.

En los hospitales públicos, diez años atrás, el 73 por ciento de los nacimientos eran por parto espontáneo. En 2018, la proporción cayó al 66 por ciento: de 5500 bebés, 3665 llegaron al mundo sin cirugía. En las clínicas privadas, la mitad de los nacimientos eran por parto natural en 2009 y bajaron al 39 por ciento en 2018. El año pasado hubo 1923 alumbramientos espontáneos y 2172 cesáreas planificadas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído