Sesenta años del escudo

Un día como hoy, Neuquén adoptaba su primer símbolo patrio: el escudo de la provincia, un emblema que nació de un concurso que organizó la intervención federal, poco antes de que asumieran las autoridades constitucionales en 1958.

Las bases del concurso eran simples: la forma del escudo podría ser libre, se podría utilizar cualquier color y técnica, pero con la única condición de que el trabajo final fuera representativo de Neuquén.

Te puede interesar...

Hubo quienes eligieron torres de petróleo, manzanas, ríos, pehuenes, volcanes y hasta el único puente carretero que unía en aquel entonces a la provincia con el territorio rionegrino.

Pero fue un diseño el que impactó al jurado encargado de evaluar cada uno de los trabajos presentados (todos firmados por un seudónimo) fue uno particularmente moderno que tenía un diseño hexagonal con el volcán Lanín predominando en el centro, dos manos de las que nacía un pehuén y de la que bajaba una gran cascada de agua. 16 estrellas simbolizaban los departamentos de la provincia, una corona de laureles servía de base y un gran sol asomaba desde aquel hexágono.

496px-Escudo_de_Neuquen_Provincia_de_Argentina.gif

El creador de aquel diseño se llamaba Mario Aldo Mástice, un vecino que con el correr del tiempo se convertiría también en uno de los íconos neuquinos.

El 19 de septiembre de 1958 las autoridades instituyeron por ley que se adoptara ese dibujo como escudo oficial de la provincia.

“Un escudo simple, representativo y moderno”, lo resumió la norma aprobada un día como hoy. Hace nada más que 60 años.

Muchos vecinos participaron en el concurso para diseñar el escudo de la provincia de Neuquén.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído