El clima en Neuquén

icon
13° Temp
53% Hum
La Mañana ex pareja

"Si no estás conmigo, no vivís": la amenaza de Mercau antes de dispararle a su ex pareja

Juan Antonio Mercau estuvo prófugo dos semanas tras herir gravemente a su ex pareja en Centenario. Se entregó esta semana y quedó detenido por el intento de femicidio.

Estando condenado por el abuso de su hijastra y teniendo terminantemente prohibido acercarse a la adolescente y su madre como condición para gozar de su libertad, Juan Antonio Mercau (52) no daba el brazo a torcer y pretendía retomar la relación con su ex pareja. En este contexto, ante la negativa de la mujer, fue hasta la vivienda donde sabía que la encontraría y le efectuó un disparo a su cabeza tras amenazarla: "Si no estás conmigo, no vivís". La fiscalía presentó esta teoría ante una jueza de garantías, que avaló la acusación y la cautelar pedida contra el hombre que pasó dos semanas prófugo. Según la acusación, fue un claro intento de femicidio.

Mercau era buscado desde el lunes 29 de noviembre cuando ingresó a la casa de un familiar de Laura, su ex pareja, y le dio un tiro a quemarropa en la cabeza. De milagro, la mujer se salvó de ser una nueva víctima de femicidio. El 3 de diciembre le dieron el alta y desde ese momento vivió dos largas semanas con custodia permanente y atemorizada, ya que su agresor se dio a la fuga y recién esta semana se entregó a la Justicia y designó un defensor particular.

Te puede interesar...

En la audiencia de formulación de cargos realizada este miércoles, la fiscal del caso Eugenia Titanti reconstruyó la agresión contra la mujer, ex pareja del agresor con quien vivió siete años. La relación finalizó en agosto pasado. "Desde esta fecha el imputado hostigaba y perseguía a la víctima pretendiendo retomar la relación, pese a la negativa y prohibición de acercamiento y contacto" dictada en el marco de la condena por abuso impuesta contra el hombre. Mercau actualmente purga una condena de cumplimiento condicional por haber abusado de una hija adolescente de su ex pareja.

Según el relato de la fiscal Titanti, el intento de femicidio ocurrió el 29 de noviembre, cuando "Mercau concurrió a la vivienda de calle Panamá al 400 de Centenario, allí se encontraba la víctima atendiendo a la pareja de su mamá, de 90 años. Alrededor de las 11:30, el imputado arribó, golpeó la puerta y con la excusa de beber algo fresco, le pidió que lo dejara ingresar. Dentro, tomó el arma de fuego que llevaba y comenzó a accionarla en dirección a la víctima".

Siguiendo el relato que la propia mujer pudo aportar a los investigadores, su ex pareja gatilló el arma contra ella en al menos siete oportunidades, pero por razones ajenas a la voluntad del agresor, el proyectil no salió. En ese contexto, la víctima atemorizada comenzó a llamar a su hermano y su cuñada, que se encontraban en cercanías, a los gritos; ambos fueron a su rescate y aunque también fueron apuntados y gatillados por Mercau, no resultaron heridos. Finalmente, lograron que el violento dejara la vivienda.

Lejos de rendirse, el agresor permaneció en el exterior y al cabo de unos minutos volvió a intentar ingresar por la fuerza mientras su ex pareja y sus familiares intentaban oponer resistencia contra la puerta. De esa manera, y tras lograr disparar en una oportunidad contra la puerta, entró nuevamente.

SFP Audiencia por intento de femicidio en Centenario (13).JPG

"Mercau les exigió al hermano de la mujer y la esposa de éste que se encerraran en una habitación porque él necesitaba hablar con la víctima", detalló la fiscal. En ese momento, el agresor agarró de un brazo y tiró al suelo a su ex pareja y, advirtiéndole que "si no estaba con él, no iba a vivir", le disparó a su cabeza, para luego huir en su camioneta.

El acusado le confesó el hecho a uno de sus hijos a través de un mensaje de texto en el que le admitió "Me mandé una cagada". Asimismo, le adelantó que debía irse y que dejaría su camioneta abandonada en Vista Alegre, donde el joven la recuperó en horas posteriores e hizo entrega del vehículo a la Policía.

Por su parte, la víctima fue trasladada en primera instancia al Hospital Natalio Burd de Centenario, y debido a la gravedad de la lesión, la derivaron de urgencia al Hospital Regional Castro Rendón. Allí se la intervino quirúrgicamente y se le extrajo el proyectil de arma de fuego que había quedado alojado en su cráneo. El grave traumatismo de cráneo generado por el disparo la dejó en un estado delicado que puso en peligro en su vida, pero afortunadamente, su favorable evolución le valió el alta médica cuatro días más tarde. No obstante, la herida dejó en ella una secuela permanente.

Por todo esto, y teniendo en cuenta la evidencia que permitió reconstruir el hecho, la fiscal Titanti acusó a Mercau como autor del delito de homicidio triplemente calificado por el contexto de violencia de género, por el vínculo y por el uso de arma de fuego, en grado de tentativa.

El defensor particular de Mercau, Marcelo Muñoz, presentó oposición a la calificación por considerar que el hecho no se encuadraba en el agravante de la violencia de género, señalando que la relación entre ambos no había finalizado. Además, aunque no negó la existencia del hecho ni la autoría, negó que existiera intención homicida.

"El señor Mercau no sabía que el arma estaba cargada, la intención del señor jamás fue matar, solo darle un susto", manifestó. En este sentido, agregó que no existió el acoso alegado por la fiscalía y afirmó que hay "múltiples mensajes de texto y fotos" que demuestran que la relación amorosa entre víctima y victimario seguía en pie y que de hecho la semana anterior toda la familia había asistido a una jineteada.

"No había dolo de matar y no hubo ni un mensaje amenazante", sostuvo Muñoz, negando el intento de femicidio de su defendido contra su ex pareja.

SFP Audiencia por intento de femicidio en Centenario (1).JPG
La fiscal Titanti acusó a Mercau por el intento de femicidio de su ex pareja.

La fiscal Titanti acusó a Mercau por el intento de femicidio de su ex pareja.

Seis meses tras las rejas

Con respecto a la medida de coerción, el asistente letrado Bruno Miciullo fue el encargado de solicitar ante la jueza de garantías Carina Álvarez la prisión preventiva y argumentar los riesgos procesales valorados. En este sentido, se apoyó en los riesgos de entorpecimiento y fuga presentes, resaltando las características del hecho y cómo el acusado permaneció escondido dos semanas tras haber baleado a su ex pareja.

"El hecho se cometió con una inusitada violencia, no solamente en cuanto a la calificación, sino al modo de comisión; la forma que eligió para cometer este hecho, valiéndose de un arma, abordando a la víctima cuando se encontraba desprevenida", resaltó. Sobre esta línea, recordó que engañó a su ex pareja "para conseguir ingreso a la vivienda y es allí cuando el imputado sacó el arma y gatilló siete veces el arma en su cabeza. Como no salió la bala, se retiró y lejos de cesar su accionar, regresó y después de disparar y patear la puerta, nuevamente le gatilló. No es que el imputado no sabía que el arma estaba cargada".

Por otro lado, Miciullo señaló que aunque Mercau se entregó ante la Policía el martes de esta semana, estuvo prófugo dos semanas tras dispararle a su ex pareja, desactivando su celular para no ser rastreado, por lo que "demostró su capacidad para evadir a la Justicia y mantenerse oculto, como también su desapego por la norma".

El asistente letrado también recordó la situación previa de acoso y amenazas relatadas por la víctima, quien aseguró haber intentado denunciar a su ex pareja sólo cuatro días antes del hecho sin éxito, por falta de personal idóneo en la Comisaría Quinta de Centenario.

El defensor de Mercau se opuso a la cautelar más gravosa, insistiendo en que el hecho fue accidental y recalcando que su defendido se entregó voluntariamente, no pudiendo hacerlo antes por una imposibilidad laboral de su representante legal.

Con respecto al acoso manifestado por la víctima, el defensor una vez más negó la situación y puso en duda el intento de denunciar. "Llama la atención que en una comisaría no quieran tomar una denuncia teniendo en cuenta la perspectiva de género requerida", expresó.

En su lugar, pidió la libertad de Mercau y propuso un domicilio para cumplir una prisión domiciliaria de manera alternativa.

SFP Audiencia por intento de femicidio en Centenario (18).JPG

"La integridad de la víctima está en grave peligro"

Finalmente, la jueza Carina Álvarez se tomó un cuarto intermedio de media hora para considerar la teoría del caso presentada y los pedidos de las partes. Tras ello, hizo lugar a la calificación endilgada por la fiscalía y rechazó rotundamente los argumentos de la defensa.

"Entiendo que hubo dolo de dar muerte a la víctima, no hubo dolo de lesionar. No es un dato menor la zona de la herida, le disparó directamente a la cabeza, zona vital, que puso en riesgo su vida y no falleció, afortunadamente, por la asistencia médica recibida. No cabe duda, al menos en esta etapa provisoria, que ese accionar fue deliberadamente dirigido para darle muerte a Laura y no se consumó por causas ajenas a la voluntad de Mercau", expresó como parte de su fallo.

Por otro lado, consideró que el hecho sí se enmarcó en un contexto de violencia de género por el hostigamiento previo que el violento ejerció contra la mujer y puso en duda que el acusado no estuviera al tanto que el arma estaba cargada.

"Nada justifica un acometimiento como el que usted realizó contra una mujer con la que compartió siete años de su vida, ni tampoco de cualquier persona, más allá de cualquier resquemor o si la relación había o no terminado", sostuvo la jueza.

En cuanto a los riesgos argumentados por la fiscalía, consideró ambos como acreditados y por ello consideró que la prisión preventiva era la "única" capaz de neutralizarlos, por lo que la dictó por seis meses.

"Son llamativos los múltiples actos de persecución, las amenazas, el incumplimiento la medida dispuesta por una condena. Esto me lleva a concluir que está en grave peligro la integridad de Laura", concluyó.

SFP Audiencia por intento de femicidio en Centenario (4).JPG
Muñoz, el abogado del violento, aseguró que su defendido no tuvo intención de cometer un femicidio contra su ex pareja.

Muñoz, el abogado del violento, aseguró que su defendido no tuvo intención de cometer un femicidio contra su ex pareja.

148.jpg

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario