Sinceramente, ¿lo han leído?

El libro Sinceramente, lanzado por la ex presidenta Cristina Ferández de Kirchner, se convirtió en un éxito editorial sobre la base de una campaña de desprestigio. La publicación no pasó inadvertida y el blanco de críticas en las redes sociales y la televisión pareció alimentar solo un objetivo: el aumento en las ventas y la difusión. Si alguien pensaba que el boicot está asociado a la mala crítica, se equivocó. Quienes la aman y la odian se la pasaron hablando en la semana de la publicación de Editorial Sudamericana de 594 páginas que describe pasajes y momentos de la actual senadora. Los grupos de Whatsapp explotaron de comentarios a favor y en contra que fueron del odio al fanatismo. Algunos llamaron a comprar el libro en forma masiva como el más sincero acto de militancia y otros hicieron circular las páginas a través de un PDF escaneado como si se tratara de una herejía. Pero a todo esto, ¿alguien leyó por completo el libro? La discusión fue un campo de batalla sobre un contenido al que pocos accedieron. Ni siquiera los más acérrimos críticos al kirchnerismo parecen haberlo leído. En su lugar prefirieron hacerse eco de comentarios televisivos. Pero mientras tanto, la política sigue y CFK se instaló en la centralidad de la escena con un acto de provocación editorial. La estrategia parece que sirvió: instalarse en la adversidad de las críticas. Una estrategia que quedó plasmada en la contratapa del libro. “Hicieron y siguen haciendo todo lo posible para destruirme. Creyeron que terminarían abatiéndome. Es claro que no me conocen. Por eso les ofrezco una mirada y una reflexión retrospectivas para desentrañar algunos hechos y capítulos de la historia reciente”, dice el texto con la firma de Cristina.

El libro de CFK es un éxito editorial en medio de una feroz batalla entre fanáticos y opositores.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído