Súper borracho, quiso pisar al policía que lo rebotó en el boliche

Tenía 3 gramos de alcohol en sangre.

Villa la Angostura.- Súper borracho y enojado porque no lo dejaron entrar a un boliche, un hombre agarró su auto y a toda velocidad encaró contra el uniformado y terminó estrellándose contra el frente de la Comisaría 28ª.

El hecho ocurrió cerca de las 7 de la mañana y provocó estupor entre los policías que estaban en la guardia de la comisaría, quienes fueron los primeros en socorrer al hombre, aunque no fue fácil por el estado de agresividad en el que se encontraba.

Según el testimonio de algunas personas que a esa hora transitaban por la avenida Arrayanes, el Renault Clio dobló en la rotonda del ACA y comenzó el descenso a toda velocidad hacia la calle Las Piedritas.

Al llegar a la altura de la comisaría, el conductor giró abruptamente hacia la derecha y, en cuestión de segundos, el auto estaba impactando contra la puerta blanca del edificio policial.

“Tiene antecedentes de que cuando está alcoholizado amenaza a los policías y viene muchas veces hasta la Comisaría, pero nunca había llegado a este extremo”. Gilberto Aravena. Subcomisario de la Comisaría 28ª

El subcomisario Gilberto Aravena indicó que el conductor es conocido y que en varias oportunidades tuvo problemas con los policías. Incluso hace un tiempo llevó a juicio a tres uniformados por una denuncia de apremios, pero la Justicia los absolvió.

Luego de socorrerlo, tras impactar con su auto contra el frente de la comisaría, el personal de tránsito municipal llegó al lugar y le realizó el test de alcoholemia, que arrojo 3 gramos de alcohol en sangre, cinco veces más del máximo permitido para manejar.

La decisión del conductor no habría sido la de arremeter contra el frente del edificio policial, sino contra un uniformado que iba saliendo de la comisaría.

Según lo que se pudo establecer, cerca de las 6:15 el conductor había intentado ingresar a un boliche bailable (ubicado cerca de los Bomberos), pero un policía que estaba en la entrada le prohibió el acceso porque estaba cerrado.

Cerca de media hora después, el policía que le indicó que no podía ingresar se retiraba del servicio y fue visto por el conductor del Clio.

Los responsables de la investigación creen que fue en ese momento cuando giró repentinamente y subió a la vereda, con la intención de arrollar al policía.

Luego de ser atendido por los médicos del hospital y constatarse que sólo presentaba heridas leves, fue trasladado nuevamente a la comisaría, donde aún permanecía el auto contra el ingreso.

El hombre fue detenido y luego liberado. Se le inició una causa judicial por daños, en tanto que el Municipio le retuvo el carnet por manejar borracho.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído