Trump insiste en su teoría de que habrá fraude

Asegura que hay muertos habilitados para votar y también indocumentados.

Estados Unidos
Con las encuestas profundizando la tendencia en su contra y a horas del tercer y último debate presidencial (será esta noche), el candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, insistió en que los comicios del 8 de noviembre -en los que se enfrentará a la demócrata Hillary Clinton- están manipulados “en las urnas” a favor de la ex primera dama. Frente a miles de personas reunidas en Green Bay, Wisconsin, donde el magnate inmobiliario tiene pocas posibilidades de salir victorioso -los demócratas ganan ahí desde 1988-, Trump centró su discurso en un presunto arreglo electoral en el que insiste desde hace semanas sin presentar pruebas y del que el aparato republicano se desmarcó.

A poco menos de tres semanas de las elecciones, el republicano afirmó que cerca de 1,8 millones de personas fallecidas están registradas para votar. “Si van a hacerlo por mí podemos hablarlo, pero tengo el presentimiento de que no será así”, bromeó el magnate, al añadir que todos estos muertos van a votar “por algún otro” candidato, en alusión a Clinton.

Trump aseguró que 2,75 millones de personas están inscriptas para sufragar en más de un Estado y que un 14% de los inmigrantes indocumentados también lo está, lo que equivale a un millón y medio de personas aproximadamente. “Hemos descubierto que esta participación fue suficientemente grande para decantar la victoria demócrata en varias contiendas ajustadas”, aseguró al insinuar que Barack Obama ganó las elecciones de 2008 en Carolina del Norte, una contienda que se resolvió por poco más de 14.000 boletas gracias a los votos de los indocumentados.

Sin citarlo, se refirió al presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU., Paul Ryan, y al resto de dirigentes republicanos que critican su hipótesis: “¿Han oído a esta gente diciendo que no pasa nada? ¿Dónde está la sabiduría de estos políticos? ¡No tienen!”.

Pelea de fondo
Obama lo tildó de llorón e irresponsable

Barack Obama le pidió a Trump que deje de “quejarse”, al tiempo que condenó las denuncias “sin precedentes” e “irresponsables” del candidato republicano sobre un posible fraude electoral en su contra para evitar que gane los comicios el 8/11. “Lo invito, señor Trump, a que deje de quejarse y vaya a conseguir sus votos”, dijo Obama durante una conferencia de prensa en el Rose Garden que brindó junto al primer ministro italiano, Mateo Renzi. Y agregó que “lloriquea antes de que el juego termine”. De cara a los comicios, el mandatario estadounidense subrayó que no había visto en su vida, ni existen precedentes en la historia política moderna, un candidato a la presidencia “tratando de desacreditar” unas elecciones antes de su celebración. “Estas denuncias no están basadas en hechos y no muestran el liderazgo y fortaleza que uno quiere en un presidente”, declaró Obama.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído