El clima en Neuquén

icon
11° Temp
61% Hum
La Mañana vacuna

Un alivio personal, una esperanza colectiva

La experiencia de un periodista en primera persona a la hora de recibir una vacuna contra el coronavirus.

“Ya falta poco”, me dijo un hombre mayor, supongo que con una amplia sonrisa tapada por el barbijo, cuando una voluntaria nos acompañó (éramos 10 personas) hasta uno de los boxes para recibir nuestra dosis.

La frase tomó un significado especial porque he vivido más de un año pensando que de un día para otro, yendo al supermercado o cruzándome con alguien en la calle, podía contraer el virus.

Te puede interesar...

Esperando el pinchazo, recordé quienes hasta afirmaron que se trataba de una vacuna trucha. Cuando el pinchazo sucedió, además del alivio, pensé en esta tragedia comunitaria que es la pandemia, sentí que la esperanza contra el maldito COVID crecía en el interior del gimnasio del colegio Don Bosco.

La sentí también cuando los vacunados se sacaban una selfie con su certificado o en las lágrimas de un hombre que le agradeció a la vacunadora porque ahora podía vivir más tranquilo y no pensar en la muerte. Estar en parte inmunizado alivia, pero dura poco cuando uno piensa en que la salvación no es individual sino colectiva.

AM vacunacion colegio don Bosco (36).jpg

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
86.666666666667% Me gusta
13.333333333333% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario