Un bar que fue testigo de la historia política neuquina

Luego de casi 40 años cerró sus puertas un emblema de la ciudad: Donato. Su último dueño recordó historias con Don Felipe, Pechi y Sobisch.

Miguel Winter, el último propietario del Bar Donato, recorre imaginariamente momentos destacados de la historia política de Neuquén mientras imagina las paredes, mesas y rincones de un lugar que cerró sus puertas esta semana pero que conservará un sinnumero de anécdotas que se marcaron a fuego en la memoria neuquina.

El bar fue fundando en la década del '80 por Mario Luí con el nombre de Donato y funcionó hasta junio del 2003 en el marco de una crisis económica y social de la que el país tardaba en recuperarse. En octubre de ese mismo año, Miguel Winter en sociedad con otros emprendedores da continuidad al lugar pero con el nombre de Donato Novo, renovando la mística de un lugar que fue cita obligada de quienes gobernaron los destinos de la ciudad y de la provincia.

Te puede interesar...

Hay quienes aseguran que el nombre es en honor a Don Donato Ruiz, un político justicialista de la provincia muy querido por los neuquinos, que también formó parte de la comisión del Club Independiente de Neuquén en los '70. Existoso comerciante al frente de la cadena de zapaterías El Palacio del calzado, con sucursales en la ciudad Neuquén y el interior de la provincia.

“Yo compre Donato en octubre del 2003. El bar estaba cerrado desde junio de ese año y nos pusimos de acuerdo con Mario Lui, su anterior dueño y fundador y el me vendió la confitería y el nombre. Por la propiedad hicimos un contrato de alquiler por diez años en un principio y luego renovamos por algunos años más hasta hace unos días que tuvimos que tomar la decisión de su cierre definitivo. Da la casualidad de que justo se cierra en junio del 2020 cumpliendo casi los 17 años", contó Winter a LM Neuquén.

Miguel Winter Bar Donato.jpg

"Los primeros tiempos incorporamos unas bibliotecas para que los clientes pudieran leer mientras tomaban un café y volvimos a sumar algunos espectáculos que Donato ya tenía en su primera época. Así que teníamos los miércoles de salsa, los jueves de tango, los viernes y sábados música latina y los domingos un espectáculo de jazz organizados por Luis Cides, un conocido músico de Roca, con mucha trayectoria en ese género aquí en la región”, agregó.

Pero Donato fue además la cuna de cientos de hechos que marcaron la política local. "Al estar al frente de LU5 pasaron por el bar antes y después de las entrevistas muchísimas personalidades políticas. Era un lugar de reunión en las campañas, un punto de encuentro entre partidarios. Por entonces teníamos como encargado a Rubén Chufeau, quién tenía un trato más cercano con ellos por esa época. De todos modos siempre existió un mito de que 'se hacían negocios políticos en Donato' pero es más bien una fantasía de la gente, yo nunca vi nada así ni me consta nada de eso", recordó Winter.

El último dueño de Donato, contó que uno de los habituales clientes era Don Felipe Sapag, que solía ir con su esposa Chela. "Venían casi siempre sobre todo en verano y se sentaban afuera del lado de calle Alberdi y les gustaba tomarse un café con leche con un jugo de naranja", detalló.

don-felipe-sapag.jpg

Otros recuerdan que a Don Felipe Sapag por cuestiones de principio y de cortesía nunca le cobraban el café. Por entonces, y a pesar de haberse retirado de la política, se le acercaba mucha gente que lo consultaba o le pedía algún favor. "Él les decía que lo dejaran que iba a arreglar y llamaba a los contactos que tenía y así ayudaba a mucha gente", contó un habitué del bar.

El florecimiento de Donato tuvo su esplendor del '90 hasta el 2000. Era la visita obligada de los funcionarios políticos que iban o venían de las entrevistas matinales del programa de Pancho Casado y en que en ocasiones especiales los mozos llevaban el café a los invitados al viejo edificio de la radio en Alberdi y Santa Fe.

Winter además contó que cuando se reinaugura el bar, arriba de la barra se colocaron fotos históricas de Neuquén. "Algunas las teníamos, otras las había aportado el Museo Histórico desde el año en que se provincializó Neuquén en 1956 hasta la fecha en que habíamos reabierto el bar. Fotos de políticos, de los primeros gobernadores y de los intendentes neuquinos. Una foto chica de cada uno y recuerdo que llegó a oídos del entonces intendente Horacio Quiroga que estábamos buscando una foto de él para incluirla y nos mandó un cuadro de un metro por un metro pensando que la íbamos a poder poner detrás de la barra pero tuvimos que decirle que no entraba porque necesitábamos una más chica del tamaño de las demás. Se había traído una imagen enorme", recordó.

bar donato 01.jpg

Pero esa no es la única historia con los cuadros, en algún momento y tras una noche de jazz, los conocedores del lugar recordaron que desapareció misteriosamente el cuadro del ex gobernador Jorge Sobisch y todavía permanence como uno de los misterios del lugar.

A pesar de ser un ícono de la ciudad, Mario Luí siempre resongaba de la situación económica y llegó a decir que el bar daba ganancias "sólo dos veces al año y el resto era cuestión de aguantar”.

-> El futuro

A pesar de tener que cerrar las puertas, Winter no descartar que la historia contúe. "Ojalá se pueda volver a abrir un bar como Donato en otro momento. A corto plazo, dadas las circunstancias, no lo veo como una posibilidad inmediata pero Neuquén se merece tener un Bar como Donato. Es una ciudad hermosa y necesita ofrecer a su gente y a los visitantes buena gastronomía y lugares que reflejen su historia .Ojalá en algunos años me gustaría poder ser yo quién vuelva a abrir un bar así. A mí me gustaría poder agradecerle a la familia Luí con quienes hemos tenido una relación comercial excelente, gente muy buena y aunque no están los fundadores de Donato viven aún sus hijos con quién tengo una relación muy buena y les estoy muy agradecido", concluyó el último dueño.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

10.313901345291% Me interesa
61.883408071749% Me gusta
1.7937219730942% Me da igual
8.5201793721973% Me aburre
17.488789237668% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario