Un hombre dio muestras de haberse curado el VIH

Lleva un año y medio sin el virus. Es el segundo caso en la historia.

Inglaterra

Un hombre se convirtió en el segundo adulto del mundo en ser curado del VIH o, como prefieren decir los científicos que llevaron adelante este proceso, “se logró una remisión a largo plazo de la enfermedad”, luego de recibir un trasplante de médula ósea de un donante resistente a los virus.

Según explicaron los especialistas, el donante tiene una mutación en una proteína llamada CCR5, que está presente en determinadas células del sistema inmunológico. El VIH usa ese receptor para ingresar a las células, pero esta mutación lo impide.

Te puede interesar...

El nombre del paciente, como también su edad y nacionalidad, aún se mantiene en el anonimato y es conocido, por el momento, como “el paciente de Londres”, al igual que hace 12 años se conoció al estadounidense Timothy Brown como “el paciente de Berlín”, el primer -y hasta ahora único- caso exitoso en la remisión del sida.

El caso se da a conocer casi tres años después de que “el paciente de Londres” recibiera las células madre de la médula de su donante y más de 18 meses después de que dejara los medicamentos antirretrovirales. “No hay virus que podamos medir, no podemos detectar nada ”, dijo la profesora Ravindra Gupta, bióloga que lideró el equipo médico. Describió a su paciente como “funcionalmente curado” y “en remisión” aunque fue cautelosa al advertir que “es demasiado pronto para decir que está curado”.

El hombre contrajo el VIH en 2003 y, además, nueve años después fue diagnosticado con el cáncer de sangre llamado linfoma de Hodgkin. Precisamente, por esta afección, los médicos decidieron en 2016 hacerle un trasplante de médula. “Fue realmente su última oportunidad de supervivencia -recordó Gupta-. El trasplante fue relativamente suave, pero hubo algunos efectos secundarios, incluido el sufrir un período de enfermedad conocida como ‘injerto contra huésped’, que significa que las células inmunitarias del donante atacan las inmunitarias del receptor”.

La mayoría de los expertos analizan que es imposible que tales tratamientos puedan ser una forma de curar a todos los pacientes. El procedimiento es caro, complejo y arriesgado. Los donantes que coincidan exactamente tendrían que encontrarse en la pequeña proporción de personas, la mayoría de ellos de ascendencia del norte de Europa, que tienen la mencionada mutación CCR5. Según los especialistas, aún no estaba claro si la resistencia del CCR5 es la única clave o si la enfermedad de injerto contra huésped podría haber sido igual de importante. Por lo pronto, tanto “el paciente de Londres” como en su momento “el de Berlín”, tuvieron esta complicación, que probablemente haya desempeñado puede un papel en la pérdida de células infectadas por el VIH.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído