Un menor jaquea a los vecinos de las 1200 Viviendas

En Cipolletti están hartos de los robos que realiza el adolescente y creen que lo van a querer linchar.

La paciencia de los vecinos de las 1200 Viviendas está agotada y así lo manifiestan muchos que residen o trabajan en la popular calle Esquiú. "Esto va a terminar mal", disparó una de las personas consultadas sobre un violento hecho ocurrido el martes. Las preocupantes coincidencias de las voces que escuchó este medio tienen relación con la denominada justicia por mano propia y una escasa confianza del servicio preventivo que brinda la Policía rionegrina.

"¿Dónde está la Policía, vos viste alguno?", se quejó un comerciante mientras charlaba con este diario.

Durante el día, se observa una gran tranquilidad y un intenso movimiento de personas. Pero apenas caen las primeras sombras, muchos evitan salir de sus casas o transitan las calles en compañía.

El último hecho que tuvo lugar en Esquiú y Aníbal Troilo casi no sorprende a nadie porque el autor vive a escasos metros del cruce de calles y es un menor con antecedentes. Con una llamativa impunidad, interceptó a un adolescente y tras amenazarlo con un cuchillo le exigió la entrega del celular, indicaron fuentes policiales.

Atemorizada, la víctima empezó a gritar y los vecinos se pusieron en contacto con la Policía. El autor del hecho pudo ser identificado y atrapado, pero "a las dos horas estaba de vuelta acá", denunció un trabajador de la zona. Es que el delincuente, de 15 años, vive en uno de los departamentos cercanos y a la hora de cometer ilícitos no se va muy lejos: toma un cuchillo y asalta al primero que se le cruza.

Su raid histórico incluye un comercio situado a unos 30 metros de su casa, cuando con un cuchillo hirió en el brazo al dueño y se apropió del dinero de la caja registradora. Pesimista, un vecino aseguró que "sigue el mismo camino que el hermano (preso en la cárcel)".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído