Un nuevo aumento del pan llevará el kilo a casi $100

Las panaderías no pueden bancar los costos y los subirán un 15%.

Por Sofía Sandoval - ssandoval@lmneuquen.com.ar

La noticia de que el kilo de pan quebraría la barrera de los $100 fue recibida con alarma por los consumidores. En Neuquén, las panaderías se esfuerzan por mantener los precios, pero no descartan subir el kilo a $90 o $95 en las próximas semanas.

Te puede interesar...

“Los insumos aumentaron, es cierto, pero también aumenta todo lo demás: las tarifas, los alquileres y también lo que cuesta mantener a los empleados trabajando”, señaló Graciela, a cargo de la panadería Moulin Du Blé. Según detalló, en su local el pan se vende a $80 por kilo, pero el precio ya es insostenible en relación con los costos.

“Los patrones tuvimos que resignar parte de las ganancias para poder seguir en pie y no cerrar”, detalló la comerciante. Aclaró que la bolsa de harina se puede pagar hasta $1800, según los últimos valores. “Hay molinos que te la venden sin precio, te la entregan y fijan el precio después”, se quejó. En ese contexto, redujo el número de empleados en la fábrica y debe levantarse a la madrugada para hacer ella misma la función de al menos dos trabajadores.

En la panadería Tentaciones, sobre calle Roca, mantienen el kilo a $70 y se enorgullecen de ser uno de los establecimientos más baratos del centro. “La gente se sorprende porque mantenemos los precios desde principio de año, pero es posible que aumente pronto”, afirmó Liliana, una de sus empleadas.

Aunque sus buenos valores les permiten mantener el flujo de ventas, notan un descenso constante de la demanda. “En otras épocas, a principios de mes no dábamos abasto, y ahora está todo muy tranquilo”, señaló Liliana, y aclaró que “la gente se cuida más a la hora de elegir”. La falta de consumo se explica por los clientes que prefieren optar por alimentos más saludables y los que consideran un despropósito gastar, por ejemplo, 220 pesos en una docena de facturas (ver aparte).

Desde una panadería sobre calle Brown aseguraron que mantienen los precios desde que empezó 2019. “Preferimos aguantar y después subir de golpe $10, porque si hay aumentos chicos y permanentes, la gente se molesta y deja de comprar”, sostuvo una empleada, y aclaró que la táctica dio sus frutos, porque conservan la clientela habitual que reconoce la calidad de sus medialunas.

Los cambios en el negocio

Los más pedidos

Entre los productos más solicitados en las panaderías no se cuentan las facturas sino los panificados que se pueden fraccionar, como los bizcochitos de grasa o los chipás. Las panaderías más económicas los cobran 250 o 350 pesos por kilo.

Otros rubros

Para paliar la baja de la demanda de la clientela, algunas panaderías de la ciudad suman nuevas ramas de productos alternativos, como las viandas para llevar durante el almuerzo, donde aprovechan para elaborar tartas y otros productos relacionados con su sector.

Precios-de-las-facturas-página-3.jpg

La docena de facturas está por las nubes: ya se vende a $220

Además del fuerte incremento que tuvo la bolsa de harina, otros insumos fundamentales para elaborar facturas también fueron víctimas de la inflación. Por eso, los panaderos ya venden la docena de estos panificados a $220 y aclaran que los precios aún no son rentables.

“Si analizara los costos, la docena tendría que salir $250, pero si la subo tanto, no me compraría nadie”, detalló Graciela, a cargo de una panadería sobre calle Belgrano. Según explicó, mantiene el precio de $220 para poder hacer frente a sus principales competidores del centro.

“Los lácteos tuvieron una suba muy fuerte de precios y son un insumo fundamental para las facturas, que llevan manteca y crema”, informaron desde una panadería de calle Brown. Ambas encargadas coincidieron en que el uso de materiales de calidad las obliga a incrementar los valores de venta al público.

Según datos nacionales, los productos lácteos tuvieron un incremento superior a la inflación durante el año pasado. La manteca, por ejemplo, subió más del 50% en un año y el dulce de leche tuvo un índice de inflación apenas inferior.

A fines del año pasado, las docenas de facturas se conseguían por $180 en algunas panaderías, por lo que los nuevos valores representan una suba superior al 22% en los últimos cinco meses. Tras los aumentos de enero, los comercios mantienen los valores, pero no descartan una posible suba si los insumos vuelven a aumentar.

“Yo tengo buenas expectativas, espero que los precios se estabilicen porque el salario de la gente ya no alcanza para nada y la plata ya no tiene ningún valor”, sostuvo Graciela, quien aseguró que la suba constante de los precios perjudica el nivel de afluencia a su local en el centro de la ciudad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído