Un pozo de gas desató una pelea por obras en un barrio

Las ofrece una empresa si los vecinos aceptan que siga perforando.

Flavio Ramírez
ramirezf@lmneuquen.com.ar


Neuquén.- Un pozo petrolero divide a los vecinos de un barrio de Plottier por los beneficios que pueden obtener a cambio de no interferir en la producción. Unos quieren asfalto y cloacas; otros piden agua potable y energía eléctrica.

Los Hornos está al final de la ciudad, donde la avenida San Martín choca con la barda y los hornos de ladrillos del desierto patagónico.

Está dividido en dos: el sector viejo, levantado hace más de 20 años por el IPVU, y el loteo nuevo, que el municipio regulariza, donde viven los hijos de los primeros pobladores.

Cuando se construyó el plan de viviendas no había más que médanos, yuyos y algunas chacras. También un yacimiento petrolero llamado Centenario, hoy explotado por Pluspetrol.

Si bien durante años los pozos "estaban lejos" -a poco más de 400 metros- en el último mes la empresa inició una perforación en un predio propio a poco más de cien metros del barrio y alteró a los vecinos. Hoy, las 88 familias que viven allí pujan por ver quién saca la mejor tajada. Es que ante la ausencia del Estado -"ni provincia ni el municipio se acercan por acá a darnos una mano", se quejó el vecino Lino Torres-, los pobladores recurren a la empresa para conseguir mejoras urbanísticas, en la escuela y asistencia médica. Mónica Ponce, presidenta de la comisión vecinal, precisó: "Nosotros no existimos en ningún lugar, no figuramos en catastro, nadie viene a darnos una mano".

20 años llevan las viviendas que construyó el IPVU en el yacimiento Centenario.

Si bien las quejas por los ruidos unifican a los vecinos, los beneficios que Pluspetrol ofrece si la dejan operar los divide. En su página web, la firma asegura que "desarrolla su Plan de Salud en las escuelas de los barrios" y "equiparon dos consultorios rodantes en donde se brinda a los niños asistencia odontológica".

Enfrentados

"La empresa les ofreció brindar varios servicios a cambio de continuar con el pozo", indicó Marisa Torres, concejal de Plottier. Los vecinos solicitaron cloacas y el asfalto en el sector viejo, y la conexión al sistema de agua potable, cloacas y electricidad en el nuevo. La compañía se mostró dispuesta, pero no a todo. Los ánimos se agitaron porque si recibe un sector, el otro se queda sin nada.
Torres, que vive en el sector viejo, afirmó que Pluspetrol ya se negó a hacer el asfalto y las cloacas y que a cambio mejorará el enripiado, oferta que no satisface a los usuarios.

La semana pasada, un grupo de vecinos realizó un piquete cerca del pozo para impedir que Pluspetrol construya un gasoducto en una de las calles del barrio, y pidieron un estudio de impacto ambiental. También amenazaron con bloquear el acceso al pozo si no contemplaban sus demandas.
Liliana Centeno, de la comisión vecinal, dijo que acuerda en apoyar la continuidad del pozo "si llegan las mejoras para el barrio".

Por su parte, Torres también acepta los aportes de la compañía, pero aclara que espera que la firma explique cuál será el horario de trabajo del nuevo equipo, ya que los ruidos molestos afectan a todos los vecinos. Ponce es diplomática y afirma que acompañará a la mayoría "Esto tiene que beneficiar a todos", aclaró. Mientras la empresa petrolera continúa con su trabajo, los vecinos de Los Hornos y Loteo Los Hornos deben definir su destino. Anoche hubo un principio de acuerdo, pero un sector aún sigue indeciso.

La empresa deja en claro que está en regla para operar

En diálogo con LM Neuquén, el gerente de Comunicaciones de Pluspetrol, Santiago Moreno Huello, precisó que la perforación en el barrio Los Hornos cuenta con todos los permisos ambientales correspondientes y la autorización del municipio.

El directivo indicó además que selló un acuerdo con las autoridades de la Escuela 266 y el centro de salud para hacer las tareas en enero "aprovechando el receso de los chicos y con el objetivo de no afectar a la población".

Desde la empresa se indicó que hay "una instancia de diálogo con los vecinos", a los que se les ofreció "llevar adelante proyectos que favorezcan a toda la comunidad".

Como parte de su compromiso de responsabilidad social empresaria, Pluspetrol invirtió más de 12 millones de pesos en distintas obras en Plottier.

Por su parte, el intendente Andrés Peressini explicó que el Municipio autorizó los trabajos a cambio de obras que beneficien al barrio y la localidad que conduce.

Entre ellas figura la apertura de una calle, la plantación de un arbolado público, el enripiado de las calles internas, espacios públicos, tierras para la escuela, el centro de salud y la comisión vecinal, entre otros.

"Sé que los vecinos quieren otras obras, pero es una instancia de negociación y hay que ver que pueden conseguir", opinó.

Ruidos que no los dejan dormir

El trabajo del equipo de perforación de la firma Pride afectó la rutina de los vecinos del barrio Los Hornos, en Plottier. El ruido constante, incluso durante la noche, les impide descansar.

"No podemos dormir, están todo el día haciendo ruido, pero de noche es peor. Mí señora está embarazada y no puede descansar", se quejó Facundo, un joven cuyo padre es petrolero. A la sombra de un árbol, cinco adolescentes disfrutan de una gaseosa y también se quejan de los ruidos. "De noche los escuchamos. Están todo el día haciendo quilombo", dijo uno. Lino Torres, un vecino desde cuya ventana se pueden ver la operación petrolera, asegura que "lo peor está por venir". Es que Pride ya bajó su equipo y en pocos días llegará otro que, asegura, "hace el doble de ruido". El hombre quiere que se limite el horario de trabajo. "Sino tenemos que esperar a que ellos dejen de trabajar para poder descansar", se quejó. Pero no son los únicos preocupados. Cristina Molina teme que la perforación afecte las napas. "Estamos seguros de que este pozo va a contaminar", dijo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído