Un sacerdote da misa rodeado de perros de la calle

El cura de una humilde parroquia de Brasil los lleva para que la gente los adopte. Usa el método desde hace años y ya les halló hogar a muchos de ellos.

El padre João Paulo Araujo Gomes se destaca, entre otras cosas, por su amor a los animales. Especialmente por los perros. Por eso, lleva todos los domingos a sus misas, que realiza en la Parroquia de Sant’Ana Gravatá, en Brasil, a todo perro abandonado que encuentra con el fin de que las personas los adopten y les den un hogar.

Hasta que eso ocurre, el propio padre les da refugio en la casa parroquial, los lleva al veterinario para cuidar de su salud, los alimenta y baña, y los domingos los presenta en misa.

Te puede interesar...

El padre João está feliz de su tarea con los perros callejeros: "Siempre podrán entrar, dormir, comer, beber agua y encontrar refugio y protección, porque esta casa es de Dios y ellos son de Dios", explicó. Gracias a la acción del sacerdote, el número de perros abandonados en las calles de Gravatá se redujo visiblemente, ya que docenas de ellos han encontrado hogares y dejaron de andar sin rumbo.

El padre lleva varios años rescatando perros callejeros y dándoles la posibilidad que encuentren un hogar y es muy querido en las redes sociales por su tarea. Y no cesa en su labor: "Hay algunos perritos que tienen problemas de salud graves. Por suerte los traigo a la parroquia e igualmente son adoptados. Actualmente tres de ellos se quedaron conmigo. Hoy son mis hijos y duermen en mi cama".

El religioso pretende, con su actividad, que las personas no abandonan a los perros y que, por el contrario, se animen a adoptar a los que no tienen dueño.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído