El clima en Neuquén

icon
10° Temp
59% Hum
La Mañana

Un tipo simple, como los hombres de campo

Murió Ángel Rondanina, pero dejó un gran legado para la cultura popular de Neuquén.

De profesión, paisano, poeta y recitador. Esa es la mejor síntesis que podría hacerse de Ángel Rondanina, un referente de la cultura popular neuquina que este martes se lo llevó el Covid de la manera más cruel y dramática: esperando un respirador que nunca llegó.

Ángel era un tipo simple, como lo son los hombres de campo, pero con una sensibilidad especial para la música y la poesía gauchesca.

Te puede interesar...

Fue un gran conductor de radio con su programa "Trenzando historias", pero también fue un excelente relator de las jineteadas y espectáculos folclóricos en los festivales que se realizaban en cada rincón del Neuquén profundo.

Siempre con la anécdota graciosa a flor de labios durante los fogones y los asados. Los versos pícaros que despertaban carcajadas de quienes estaban a su lado y los recitados profundos que intentaban ayudar a comprender el mundo con la simpleza y sabiduría que tienen los gauchos.

Lo conocí en Radio y Televisión del Neuquén (RTN), cuando yo trabajaba como periodista y él era el conductor de aquel programa tan popular. Daba gusto mirar cómo disfrutaba cada vez leía o escuchaba la enorme cantidad de mensajes que le mandaban sus oyentes, en su mayoría, hombres y mujeres de campo. Igual que él.

Dedicaba canciones y poemas, conocía a cada uno de los que los que se comunicaban y prometía reencuentros en futuros festivales o peñas que se organizaran. Parece mentira, pero Ángel se acordaba de todos, como si fueran sus grandes amigos de toda la vida.

La última vez que lo vi fue este verano en la casa de Naldo Labrín, con motivo de la presentación de la "Milonga larga para Bairoleto", que el talentoso músico compuso con los versos de Rubén Boggi. Ángel fue el asador de aquel encuentro, pero también el encargado de animar la comida y la sobremesa, después de tanto éxtasis de música y poesía. Y por supuesto no faltaron los recitados, las anécdotas, los recuerdos y las risas.

Como todos los grandes artistas Ángel Rondanina dejó un gran legado que puede apreciarse a través de las redes sociales y del canal de Youtube que utilizaba para volcar sus creaciones.

"No quiero entrar en silencio por la senda de la muerte... ojalá queden mis versos en la boca de la gente... que algún niño los recite, un anciano los recuerde...o enancado en un silbido algún paisano los lleve...Entonces no estaré muerto ... simplemente estaré ausente", relató alguna vez.

Y así será. Sus versos no caerán en el pozo del olvido. Revivirán en cada boca y en cada recuerdo gaucho. Y se mantendrán latentes para siempre en la memoria colectiva de miles de neuquinos.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

77.777777777778% Me interesa
3.7037037037037% Me gusta
4.4444444444444% Me da igual
2.962962962963% Me aburre
11.111111111111% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario