Una batalla eterna contra un enemigo peligroso

Hoy se conmemora en todo el planeta el Día Mundial sin Tabaco.

Neuquén.- Cada 31 de mayo la OMS y asociados de todo el mundo conmemoran el Día Mundial sin Tabaco, dedicado a resaltar los riesgos para la salud y promover políticas eficaces para reducir ese consumo. En la Argentina si bien hubo una disminución progresiva del consumo de tabaco, el cigarrillo ocasiona más de 40 muertes al año. El 25% de la población adulta fuma.
En nuestra región las cifras son más alentadoras. Un estudio realizado por la Facultad de Medicina de la Universidad del Comahue registró una merma en la población fumadora. "Nosotros estudiamos la ciudad de Cipolletti. La media del consumo de adultos era 20% para el año 2013, mientras que para el resto del país es del 25% y en la Patagonia del 26%", señaló el médico Gustavo Zabert, especialista en enfermedades respiratorias que participó de la investigación junto al doctor Pablo Olavegogascoechea.

Zabert destacó la importancia de los programas para dejar de fumar, el consejo médico y las campañas públicas a la hora de crear conciencia sobre los riesgos del tabaquismo, al tiempo que valoró las acciones destinadas a evitar las publicidades y la exposición al cigarrillo, como el aumento de los impuestos internos, el combate del tráfico ilícito, las restricciones a la venta de atados a los jóvenes, además de la proliferación de espacios cien por ciento libres de humo.

8 de cada diez personas apoyan los impuestos al tabaco como medida para proteger la salud.

Asimismo, el ex presidente de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR) sostuvo que el aumento en el precio de los cigarrillos es una buena medida para reducir el consumo en los sectores más postergados, donde las campañas tienen menos penetración.

"Al aumentar un 10 por ciento el precio, disminuye un 4 por ciento la cantidad de cigarrillos fumados", indicó, y añadió: "Las poblaciones que tienden a dejar de fumar por el impacto de las campañas son las más educadas y con de mayor nivel socioeconómico".

El mito del pucho electrónico

"No está probado ni demostrado que el cigarrillo electrónico sea efectivo para dejar de fumar", manifestó el especialista, y explicó: "El problema es que, en comparación con los chicles, parches y caramelos, en los distintos tipos de cigarrillos electrónicos no se puede controlar la cantidad de nicotina suministrada al cerebro de los fumadores. No es un método efectivo o al menos farmacéutico para dejar de fumar. Pareciera ser menos tóxico que el cigarrillo pero no sabemos qué puede ocurrir a mediano y largo plazo". "Los métodos para ayudar a los fumadores a dejar de fumar siguen siendo el consejo médico, un tratamiento prolongado de cuatro a diez sesiones acompañado por medicación efectiva cuando sea necesario", agregó.

La citisina, una solución efectiva pero que no llega a nuestro país

Dentro de los métodos farmacológicos que ayudan a dejar de fumar, Zabert destacó el spray nasal, el bupropión, la vareniclina y la citisina. Sin embargo, esta última no está disponible en Argentina. "Se lo conoce también como Tabex. Es increíble que no lo tengamos. Es efectivo y muy barato. Saldría algo así como 150 pesos por tratamiento", afirmó el especialista y añadió: "Se produce en Europa del Este. Lo puede producir cualquiera porque es un producto que no tiene royalty, copyright. Pero ningún gobierno lo toma y a ningún laboratorio le interesa trabajarlo". "Hay movidas importantísimas a nivel internacional para que se pueda poner este producto en distintos lugares. Por el momento se distribuye en Inglaterra, Polonia, Alemania, Rumania; están tratando de exportarlo a la India", contó.
La citisina es un alcaloide que se encuentra en el árbol lluvia de oro. Durante la Segunda Guerra Mundial se utilizaron las hojas de esta planta como sustitutos de tabaco.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído