Una familia gasta hasta $2 mil al mes en garrafas

Manifestantes pusieron en foco el tema con un garrafazo.

Organizaciones sociales realizaron ayer frente al monumento a San Martín un garrafazo en protesta por el aumento en el costo de los tubos de gas envasado.

Los manifestantes pidieron por la ampliación de la ayuda estatal para adquirir las garrafas que utilizan los sectores más vulnerables de la ciudad, al asegurar que, en promedio, una familia neuquina gasta hasta dos mil pesos por mes en su compra.

“Es un descontrol el aumento de precio. La garrafa social está a 220 pesos en la distribuidora, pero en el barrio va desde los 300 a los 380 pesos”, indicó Gladys Aballay, del movimiento Barrios de Pie. “Acá el gas debería ser un derecho, no un lujo”, expresó.

Una familia a la que no le llega la red de gas a su domicilio consume más de una garrafa por semana si la utiliza tanto para cocinar como para calefaccionarse. El valor oficial de la garrafa social subió a partir del 1 de abril, de 185 a 216 pesos, acumulando un aumento del 61,3 por ciento en los últimos 12 meses. Pero en los barrios, según un relevamiento de LM Neuquén, el costo de venta arranca a partir de los 280 pesos.

La actividad, que se dio en conjunto entre las agrupaciones Barrios de Pie, Polo Obrero, Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y la Corriente Clasista y Combativa (CCC), proclamó las consignas de “no al aumento del gas”, “gas a mejor precio para todos”, y el pedido de generar una mayor intervención del gobierno en el costo de las garrafas.

“No es que le estamos pidiendo al gobierno que nos mantenga, sino que nos ayude, porque cada vez cuesta más vivir. Estamos pidiéndole al gobierno que nos escuche”, señaló María Colitripay, referente de Polo Obrero.

Las organizaciones detallaron que buscan que el costo al consumidor final del gas esté, por lo menos, a mitad de precio. Y remarcaron que si bien entregaron un petitorio la semana pasada, siguen a la espera de una respuesta de parte de los gobiernos provincial y municipal.

“La semana pasada entregamos un petitorio en Casa de Gobierno y en el municipio, y no hemos recibido ninguna noticia. Esto nos da a pensar que al gobierno no le interesa la situación de la gente”, denunció Ana Montoya, del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL).

En la actualidad existen una serie de ayudas para paliar la situación desde diferentes sectores del gobierno.

Provincia otorga el bono gasífero neuquino, un ticket mensual equivalente a una recarga de garrafa por familia que se reparte en los barrios.

“No es que le estamos pidiendo al Gobierno que nos mantenga, sino que nos ayude, porque cada vez cuesta más vivir. Estamos pidiéndoles a los gobiernos que nos escuchen y nos den una respuesta”, dijo María Colitripay Referente del Polo Obrero de Neuquén

LEÉ MÁS

Por el tarifazo, la garrafa de gas se fue por las nubes

Se viene el frío y miles de garrafas siguen tiradas

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído