Una joven falleció por muerte súbita durante su viaje de egresados

La estudiante que apareció sin vida no tenía signos de violencia.

La joven que falleció el sábado en un hotel de Bariloche, durante su viaje de egresados, sufrió muerte súbita. Eso se desprende de los datos preliminares de la autopsia, que descartaron además cualquier signo de violencia que pudiera suponer un hecho criminal. La noticia de la muerte de la estudiante conmocionó a la ciudad y, sobre todo, a sus compañeros de viaje, que tuvieron que recibir asistencia psicológica de las autoridades locales.

El fiscal Guillermo Lista ordenó que se le practique la autopsia a la joven en el Cuerpo de Investigación Forense de la ciudad rionegrina. Los especialistas determinaron en un estudio preliminar que la chica falleció de muerte súbita, descartando de esta manera cualquier hecho violento que hubiera ocasionado su deceso.

“El médico forense interviniente también determinó la ausencia de cualquier indicio que haga presumir que pudiera tratarse de un evento criminal. La muerte, según las evidencias recabadas hasta el momento, podría estar relacionada con un problema de salud preexistente de la joven”, indicó en un comunicado el Ministerio Público Fiscal de Río Negro.

La chica, oriunda de Buenos Aires e identificada como Rocío Garrido, de 18 años, estaba en Bariloche desde el martes pasado, cuando llegó a la ciudad para llevar a cabo su esperado viaje de egresados. Según trascendió desde un primer momento, habría padecido epilepsia, por lo cual viajaba con un certificado médico especial para su caso, con la correspondiente autorización de sus padres.

“El médico forense interviniente determinó la ausencia de cualquier indicio que haga presumir que pudiera tratarse de un evento criminal”.Comunicado oficial. Ministerio Público Fiscal

“La muerte, según las evidencias recabadas hasta el momento, podría estar relacionada con un problema de salud preexistente de la joven”.Más certezas. Detalles de la autopsia

Se acostó y no despertó

Sus amigos relataron que el día anterior a su muerte la joven participó de las típicas excursiones y paseos sobre la nieve junto al resto de sus compañeros sin mostrar problemas y se sumó a los demás en una noche de disco, aunque se retiró temprano porque se sentía cansada, un comportamiento que quienes la conocían indicaron como normal en ella. Se fue a dormir alrededor de las 2 de la madrugada del sábado.

Pero a la mañana, una madre que integra el grupo de apoderados del curso acudió a su habitación en el Hotel Las Piedras, ubicado en Rolando y Vicealmirante O’Connor, en el centro de Bariloche, y cuando intentó despertarla descubrió que no respondía y que tampoco tenía signos vitales. La joven estaba acostada boca abajo.

En el caso trabajaron efectivos de la Comisaría Segunda de la ciudad cordillerana, del Gabinete de Criminalística y del Cuerpo de Investigación Forense del Poder Judicial. Los funcionarios les tomaron declaración a los apoderados del viaje y a los compañeros de la chica para comprender las circunstancia de su muerte.

Se indicó también que en horas de la tarde de ayer arribaron desde Buenos Aires los padres de Rocío, para encargarse de las cuestiones legales y del traslado del cuerpo, una vez que las autoridades judiciales extiendan el correspondiente permiso.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído