¡Una mamita de 63 años!

Gran polémica en Australia por la edad de una madre primeriza.

Melbourne
Una australiana de 63 años dio a luz a una beba concebida mediante una fecundación in vitro en el extranjero y no sólo batió el récord de parto a edad más avanzada en su país, además desató una gran polémica por el tema de su edad.

78 años tiene el padre, de quien tampoco se dio a conocer su identidad.

Según Channel Seven News, la pequeña nació el lunes, ocho semanas antes de la fecha prevista para esta madre primeriza. El parto tuvo lugar en la clínica Frances Perry House de Melbourne, fue por cesárea y el padre, de 78 años, estuvo presente. Tanto la madre -a la que algunos medios atribuyen 62 años y otros, 63- como la hija se encuentran bien.

La noticia desató el debate en el país sobre la conveniencia de embarazos a edades tan avanzadas. El presidente de la Asociación Médica Australiana, Michael Gannon, criticó a la mujer y a su pareja calificándolos de egoístas. “¿Alguien pensó cómo será la adolescencia de esta niña?”, escribió en Twitter. “Una locura. Con más de 60 años nadie debería tener hijos”, disparó.

Para el especialista en fertilidad Gab Kovacs, de la Universidad Monash, “es irresponsable ayudar a conseguir un embarazo a una mujer de esa edad”. Según argumentó, “a un niño se le debe mantener durante 20 años, y es muy posible que esta madre no pueda hacerlo por una cuestión lógica”.

Seven News incluso lanzó una encuesta en su página de Facebook preguntando a la gente: “¿Le parece una buena idea que los avances tecnológicos nos permitan tener hijos a edad avanzada?”.

La Asociación Médica Australiana insistió en su crítica: “Hay otras prioridades en la salud de las mujeres”, escribió en las redes sociales su presidente, Michael Gannon, además de cuestionar a los padres por egoístas.

El doctor Andrew Pesce, experto en obstetricia y ginecología y ex presidente de la Asociación Médica Australiana, opinó que si las autoridades establecen un límite legal para la maternidad evitaría situaciones como la de esta mujer que quiso ser madre a una edad avanzada. “Ayudaría a los médicos poder decir ‘lo siento mucho por usted pero no puedo, está prohibido’”, manifestó Pesce.

A todo esto, los nuevos padres se fueron a Tasmania (en el sudeste del país), donde viven ahora con su bebé.

Otros casos
Entre la ley y las mentiras

En Australia, la ley sólo permite recibir tratamientos de fertilidad a mujeres de un máximo de 53 años. Por eso esta mujer hizo la fecundación in vitro en el extranjero. No se informó en qué país lo hizo, pero se sabe que en varios lugares también suele haber límites con la edad para regular el cuidado de la salud de las madres y de los bebés. Según los medios australianos, la reciente madre llevaba años intentando quedar embarazada a través de la fecundación artificial. Esos tratamientos no le daban resultados y recién pudo cumplir su sueño cuando se le implantó un óvulo donado.

A finales de 2006, el caso de una española de 67 años dio la vuelta al mundo al convertirse en la mujer de mayor edad en dar a luz, esta vez a gemelos. Según se supo después, había mentido sobre los años que tenía para poder someterse a un tratamiento de fertilidad en Estados Unidos. Al poco tiempo se le detectó un tumor y falleció tres años más tarde.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído