Una mujer integraría la futura cúpula de la Policía

La salida del actual jefe Rubén Tissier es casi un hecho. Dos planes se barajan a futuro y más de una docena de nombres están en la canasta.

La futura cúpula de la Policía comienza a ser más que un rumor de pasillos y la salida del actual jefe, Rubén Tissier, parece ser una decisión tomada por el Gobierno. Si bien no todo está dicho, hay 15 nombres en danza, entre los cuales aparece el de una mujer.

Renovar la Policía es algo que se pide a gritos desde la tropa, pero hay dos alternativas posibles. Una de ellas es darle continuidad al actual subjefe, José Naigual, quien se ve como figurita repetida cada vez que hay que solucionar un problema coyuntural, lo que deja entrever que a Tissier no lo quieren en escena. Por este motivo y su llegada a la tropa, Naigual podría ser un plan loable para conducir la Policía en la misma sintonía que Omar Gutiérrez, que renovó el contrato social por cuatro años más a cargo de la provincia.

Te puede interesar...

El plan dos es cambiar toda la cúpula. Acá es donde no hay un nombre fijo pero sí varios con chances ciertas de integrar la cúpula. Entre ellos figuran Díaz Pérez, de Tránsito; Carrasco, que está a cargo de la seguridad de Casa de Gobierno; Arango, de la Dirección de Seguridad; Jara, de Personal; Cartolano, de Antinarcóticos; Cortes, de Unidades de Detención, y la dupla de Delitos, Varela y Arcidiago.

A ellos se suman desde el interior de la provincia Peralta, que está en Zapala; Leiva, en Cutral Co, y Leppe, que está en Chos Malal.

Todos ellos están en condiciones y años para estar en la cúpula y de ahí podría surgir el nombre del futuro jefe y subjefe.

A ellos se suma una mujer, Edith Valderrama, que tiene 25 años en la fuerza y ha hecho carrera principalmente en la parte administrativa y logística. Si uno contempla la inclusión de la mujer en el gabinete de Gutiérrez, tranquilamente hay que pensar en una mujer dentro de la cúpula. De hecho, es la única que está en condiciones de acceder por antigüedad y rango.

El resto de la mujeres de la Policía la ven con buenos ojos y una alternativa más que respetable para que vuelva la presencia femenina a la cúpula tras la salida de Alejandra Ferragut, superintendenta de Apoyo y Servicios. Fue la primera en llegar a la plana mayor de la mano del ex jefe Raúl Liria, y se tuvo que ir por la puerta chica porque su hijo, Exequiel Studunit, concretó una estafa dentro de la Policía.

LEÉ MÁS

Policía anunció la creación de una oficina de atención a las problemáticas de género

Cómo descubrió la Policía neuquina a la maestra que abusaba de su hijo y lo filmaba

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído