Una pegatina multada

La nueva tarifa de SAEM en algunos cartones fue actualizada con una pegatina polémica.

El sistema de estacionamiento medido de la ciudad una vez más está en la mira de propios y extraños. En las últimas horas se conoció la denuncia de un vecino -a la que se sumó la de un concejal- que fue multado por utilizar un cartón con la tarifa desactualizada, aunque hacía pocos días lo había comprado en un kiosco.

El cartón, que antes del último aumento autorizado por el Municipio costaba 22 pesos, se adquiere en varios puntos de venta con un sticker pegado sobre el precio viejo que reza la nueva tarifa: 30 pesos. La “mágica” solución de la empresa concesionaria, según comentan los usuarios del estacionamiento medido, muchas veces deja de cumplir sus funciones y de esa forma asoma el precio viejo. Esta situación deriva -insólitamente- en que a la hora del control de los empleados de la prestataria, el automovilista se encuentra en infracción si el cartoncito muestra la tarifa de 22 pesos, y es pasible de una multa que arranca en los 500 pesos.

Te puede interesar...

“Es una práctica tramposa”, denunció el concejal Francisco Baggio (FN-UNE), que se convirtió en el representante de las “causas perdidas” ante la administración quirogista, como el sistema de SAEM o el famoso alambrado del barrio privado Rincón Club de Campo. Pero además del edil, que para el oficialismo sólo sufre “el síndrome del fin de mandato” -al decir del intendente-, en las redes sociales se multiplicaron los reclamos por situaciones similares.

Mientras tanto nadie dice nada desde la empresa (prestadora del servicio) ni el municipio (contralor), ni se planteó una campaña de difusión ni de recambio sobre los cartones viejos para acceder al sistema de estacionamiento medido. Una polémica que promete más capítulos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído