Una reforma que apunta a las pymes electorales SA

El MPN, que hizo escuela con las listas colectoras, quiere una nueva ley electoral antes de fin de año.

Fernando Castro
fcastro@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- La reforma política en marcha parece tener un primer acuerdo. Antes de fin de año, la Legislatura podría aprobar un nuevo código electoral provincial para reemplazar el establecido en la Ley 165, sancionada en 1960. Los casi dos meses de debate tras la convocatoria a los partidos políticos dan cuenta, desde la perspectiva del Gobierno, del consenso para modificar una de las prácticas que confunden en el cuarto oscuro y suman rechazo de militantes de varias extracciones: el desvirtuado uso de las listas colectoras y las espejo, devenidas en una suerte de "pymes electorales SA".

Quizá nada de esto hubiera ocurrido si el MPN, que supo hacer escuela con este mecanismo electoral, no se hubiera dado de frente en las últimas elecciones con el pobre y ambiguo aporte que le hicieron a sus candidaturas provinciales.

El gobernador Omar Gutiérrez adelantó algo en su discurso de apertura de sesiones ordinarias el martes pasado, junto con la definición de que no impulsará la reforma de la Constitución, una novedad que se escurre del entendimiento más rápido y llano de la ciudadanía pero que conlleva efectos trascendentes, por lo que sucederá o dejará de suceder (ver aparte).

¿Qué es una lista colectora? La andanada electoral de los dos últimos años lo hizo más claro. Pero en caso de que no, se llama lista colectora a la boleta de un partido político que adhiere a una fórmula (gobernador y vice, o intendente, por ejemplo) de otra fuerza, pero incluyendo a candidatos a diputados o concejales propios. Así, traccionaría votos para la fórmula que comparte con la "lista madre" y al mismo tiempo se beneficiaría del "arrastre" para sus propios postulantes.
Originalmente pensadas como una forma de ampliar la base de sustento político de candidaturas al sumar respaldos extrapartidarios, la lógica que imperó en la provincia en los últimos años fue más bien otra: los beneficiados fueron pequeños sectores que hicieron su negocio con legisladores que resultaron ser los únicos ganadores.

¿Y las listas espejo? Estas son una maquinaria electoral de la misma índole. En este caso, un partido político adhiere tanto a una fórmula como a los legisladores de otro partido, por completo. En este caso, uno de los temas que se debate es el de que se transforman en mecanismos para financiar las campañas por los aportes que reciben del Estado.

Tanto en la Legislatura como en la Casa de Gobierno aseguran que un 2016 sin elecciones favorece el terreno para una discusión con menos especulaciones, que al fin y al cabo dé forma a un sistema electoral que haga foco en los intereses del electorado y no sólo en el de los partidos políticos.

Ante la ley


En la práctica, lo que permitió que funcionaran las colectoras fue que la Ley 165 no las menciona. Es decir, no plantea "no puede haber listas espejo o colectoras".

Las fuentes de varios partidos políticos consultadas aseguran que en el contexto de la reforma política ya se avanzó en otros consensos. Por un lado, el tiempo de las campañas. Se habla de que no se extiendan más de 45 días. Es otro aspecto que hoy no está regulado. Un candidato que quiera hacer una campaña explícita de dos años promoviendo su candidatura con afiches en la calle puede hacerlo.

"Hay una serie de puntos en los que coincidimos con la mayoría de los partidos. El cambio del régimen electoral y la necesidad de acotar las campañas son dos de esas propuestas hechas por las fuerzas políticas y para las que habrá un proyecto de ley. Esperamos que sea antes de fin de año". Juan Pablo Prezzolli. Sub. de Gobierno y Justicia

Gutiérrez, la Constitución y el dilema del ballotage

Al MPN, la lógica del reparto de poder a nivel nacional y local le hace sacar cuentas. El gobernador Omar Gutiérrez le puso el candado a cualquier posibilidad de reformar la Constitución. Fue el martes, durante su discurso de inauguración de las sesiones ordinarias en la Legislatura. Dijo que de este modo no se habilitaría la posibilidad de la "perpetuidad" en cargos públicos. Aludió así a la chance de no ir hacia una re-reelección, un gesto loable que, de todos modos, en el mejor de los casos a él le queda a siete años de distancia. No habló del ballotage, la segunda vuelta electoral que rige a nivel nacional, que para aplicarse en la provincia debería tener como paso previo, también, una enmienda o reforma constitucional.

Apenas efectuado el convite a la reforma política, los diputados del quiroguismo, los que responden a Ramón Rioseco y a sectores del massimo presentaron un proyecto para propiciar esta forma de definir las elecciones en Neuquén.

Desde entonces, el partido provincial le bajó el pulgar al debate. Y uno de los referentes del PRO, Marcelo Bermúdez, secretario de coordinación del Municipio, hizo otro tanto. El argumento: hace diez años que se reformó la Constitución provincial y la modificación implicaría ir en contra del espíritu de los constituyentes que establecieron que ganara el que más votos obtuviera, sin márgenes necesarios de amplitud.

El debate se da en un contexto, como el del último año, en el que el MPN sufrió más de la cuenta para poder imponerse una vez más en la Gobernación.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído