Uno de cada tres alumnos no llega al título secundario

En Neuquén, el 34% abandona los libros. Primero y segundo año son los filtros.

Ana Laura Calducci
calduccia@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Un tercio de los alumnos secundarios neuquinos abandona sus estudios y no llega nunca al título. De cada 100 ingresantes al nivel medio común, 34 dejan los libros a mitad del camino. El principal filtro son primero y segundo año, que tienen históricamente las tasas más altas de repitencia.

Aunque los números vienen mejorando levemente en los últimos años, los niveles de desgranamiento y deserción en Neuquén siguen siendo altos. Al terminar el año, en promedio, cada preceptor debe borrar a un 10% de sus alumnos de la lista porque dejaron de ir a clases. Ese abandono interanual se va sumando a lo largo de la carrera hasta alcanzar el 34% del curso inicial.

Las cifras corresponden al Relevamiento Anual 2014 del Consejo Provincial de Educación. Se hizo un seguimiento de los chicos que ingresaron a primer año en 2010 y se los comparó con los que egresaron cinco años después.

Ese año ingresaron 10.062 alumnos en la provincia pero sólo 8000 pasaron a segundo año. En tercero, cursaron 6382 y en cuarto quedaron mil estudiantes menos. Al momento de la colación, llegaron 4215 jóvenes, o sea, 4 de cada 10 que iniciaron la carrera.

58,11 por ciento de los chicos, con muchos problemas.

En los cinco años que implica terminar en tiempo y forma, algunos abandonan, otros siguen en el sistema como repitentes por varios años más, y hay otro porcentaje que se cambia a un establecimiento nocturno. Allí intentan con otro plan de estudios terminar el colegio y acceder al título muchos años después. La escuela nocturna cumple un rol social importante en Neuquén.

De los que quedaron en el camino, la mitad son los que abandonaron y el resto se dividió entre los que siguieron como repitentes y los que continuaron en una nocturna o con el plan Fines.

"El problema más grande en Neuquén y todo el país es el secundario; es lo que nos preocupa a todos", comentó María Pasqualini, secretaria de Educación.

Pese a ello, dijo que hubo avances. "En 2008 la tasa de abandono era del 16,11% y hoy estamos en 10,02% interanual", acotó.

Indicó que también se mejoró la proporción de chicos que egresan en tiempo y forma: del 37,96% en 2009 pasaron a un 41,89% en 2014. "Son buenos resultados porque mover un dígito en educación es muy difícil", explicó.

Pero las registros más viejos dan cuenta de que hubo épocas mejores a la actual. En 1999, los que terminaban a tiempo el secundario eran un 49,5%, casi la mitad.

Pasqualini aclaró que se avanza de a poco con las estadísticas porque "la obligatoriedad de la educación secundaria es bastante reciente y es algo que lleva años".

Un plan Fines a la neuquina


Pasqualini indicó que, para frenar la deserción, el principal objetivo que tiene hoy el sistema educativo es la inclusión. En el caso de quienes abandonan el secundario, se está buscando que vuelvan a la escuela a través de centros de formación en oficios, para después abordar el tema de la calidad educativa.

"A posteriori, una vez que se insertan, tratamos de vincularlos con el plan Fines o un secundario de adultos para que tengan el título", contó.

Agregó que, como son jóvenes que en general trabajan y formaron una familia, se hace difícil que completen el nivel medio común, "y por eso también se está pensando en armar un formato provincial similar al Fines, con características singulares para ese grupo". Dijo que se está haciendo un relevamiento sobre los estudiantes de oficios que hoy no tienen título para avanzar con este proyecto el próximo año.

Otro foco de trabajo es la articulación con la primaria. "En primer y segundo año es donde tenemos la mayor repitencia, con un 23% en cada caso", expresó. En quinto año, los que ocupan un mismo banco año tras año bajan al 3,4% del total. "Por eso hay que buscar que el cambio al secundario no sea tan abrupto", razonó la funcionaria.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído