Los vecinos de Santa Genoveva y Villa Farrel están preocupados por el estado de abandono del predio de la U9. Aseguran que el terreno, que se encuentra en el sector este de la cárcel y rodea el Casino de Suboficiales, es tierra de nadie y advierten que es una bomba de tiempo por la presencia de "personas sospechosas" que viven en el lugar y se juntan a tomar bebidas alcohólicas por las noches.

Te puede interesar...

Desde hace un tiempo, los frentistas de las calles Alderete, Illia, Conrado Villegas y Alberdi le piden a la Municipalidad que limpie el baldío. Se trata de la fracción extramuros que pertenece a Nación y que el Ejecutivo municipal intentó vender sin éxito (ver aparte), y hoy se encuentra en un completo estado de abandono.

Según comentaron a este medio los vecinos, al principio la preocupación era la mugre que se juntaba, pero con el correr de los meses la maleza creció y surgió el temor de que el lugar se convierta en un aguantadero.

Irma, una vecina de la calle Alderete, comentó a LM Neuquén que, desde hace un par de semanas, al menos dos personas viven en el baldío. Alcanza con recorrer las inmediaciones del muro este de la cárcel para notar que hay vestigios de hogueras, camas improvisadas con chapas, huellas recientes de calzado deportivo y ropa abandonada. El esqueleto de una vieja garita, que se utilizaba como puesto de vigilancia cuando la U9 todavía funcionaba, se transformó en un refugio para las personas sin hogar que buscan escapar del viento.

"Hay un vagabundo viviendo ahí, que se junta a tomar bebidas alcohólicas con otros hombres que vienen por las noches. Además, revisa la basura y deja todo tirado en las veredas", indicó. Precisó que se refugian del sol a la sombra de las frondosas arboledas y advirtió que es un peligro porque mucha gente circula por la zona.

Soledad, una comerciante de Santa Genoveva, señaló que el sector se torna inseguro. "La inseguridad que hay de noche es impresionante, hay chicos que trabajan con nosotros que se van en bicicleta y tienen que tener mucho cuidado porque es peligroso", Sostuvo.

Dijo que hay vecinos que ya temen que se forme una toma en el predio de la U9, aunque señaló que ella no considera que sea posible. "Sería beneficioso para nosotros y para todo el barrio que se urbanice de una buena vez, porque con los espacios verdes va a haber más gente en el lugar, más movimiento y más seguridad", concluyó.

Por su parte, una comerciante de la calle Alberdi señaló que la gente de la zona sufrió una ola de robos. "A las casas que limitan en el fondo con el terreno, les entraron y les robaron las bombas de agua. Están juntando firmas para presentar un reclamo a la Municipalidad", contó.

Cristian vive en una de las casas que lindan con el baldío de la U9. Explicó que el terreno está por encima del nivel de las paredes y aseguró que "cualquier persona que pase por el lugar puede pegar un salto y meterse sin problemas". Es por eso que muchos colocaron alambrados perimetrales, alambre de púas o rejas.

Si bien no fue una de las víctimas de los delincuentes, aseguró que circula mucha gente sospechosa en el barrio, aunque resaltó que, con las visitas guiadas a la cárcel, hay más movimiento y eso le dio más seguridad a los vecinos.

Esperan boom inmobiliario

Los vecinos de la zona esperan que, con la venta de las tierras de la U9, haya un boom urbanístico. Por el momento, aseguran que no hubo mucho movimiento, a excepción de algunas pocas casas que tienen el cartel de “se vende” desde hace varios meses.

A pesar de que la Municipalidad no encontró un comprador para los lotes, principalmente por la depreciación del peso y la falta de efectivo de los desarrolladores, la licitación tuvo un efecto positivo dentro del barrio.

En los alrededores de los muros de lo que alguna vez supo ser un complejo penitenciario, ya hubo gente que comenzó a poner sus propiedades en venta. Si bien no son muchos, lo cierto es que apuntan a que algún inversor aproveche la oportunidad para hacer un desarrollo inmobiliario.

Según supo este medio, los dueños de las propiedades en alquiler que se encuentran en sectores estratégicos del sector, como las que tienen salida a las principales vías de tránsito (Illia, Rivadavia, etc.), aprovecharon la movida para subir los alquileres, al punto de que hay departamentos pequeños que ya llegaron a los 20 mil pesos mensuales. Días atrás, LM Neuquén entrevistó al presidente del Colegio de Arquitectos, Diego López de Murillas, quien adelantó que, cuando se desarrolle el sector, el valor de las propiedades subirá considerablemente y le dará a los vecinos la oportunidad de hacer negocios.

En este contexto, los comerciantes también meten fichas para que la Municipalidad concrete la operación rápidamente, dado que esperan tener un rédito económico por el crecimiento potencial de la clientela.

Recuadro-tres-hechos-página-3.jpg

LEÉ MÁS

Los trabajos en la ex U9 comenzarán en enero y con un proyecto unificado para todo el predio

Dos neuquinos ganaron el concurso arquitectónico para la U9

El pulmón verde será la primera obra en la ex U9

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído