Vidondo, héroe anónimo en la ruta del desierto

El neuquino ayudó a una familia que sufrió un grave accidente. Asistió a tres mujeres heridas, que están bien.

Javier Cantarini
cantarinij@lmneuquen.com.ar

Neuquén
"Venía de Rosario rumbo a Neuquén y a unos 30 kilómetros de General Acha mi papá me dice que había una mujer ensangrentada en la ruta. Paramos a unos metros y me di cuenta de que había un auto tumbado. Empecé a correr cuando me encontré con toda esa escena".

Matías Vidondo relató lo que vivió el domingo cuando venía a disfrutar de sus vacaciones: ayudó a salvar tres vidas de una familia de El Bolsón que viajaba a Buenos Aires, la abuela Manuela, su hija Silvia y la nieta Aissa. Un episodio que contó en Facebook y recibió más de 800 "Me gusta", y decenas de felicitaciones.

Cuando el campeón argentino bajó de su auto, vio a una mujer con lesiones pidiendo ayuda. Se percató de que estaba bien y corrió hacia el auto tumbado. En el camino observó que una chica estaba tirada en la tierra gritando de dolor ya que había sido expulsada tras el vuelco. El boxeador detuvo su paso y se acercó a ella para ver cómo estaba.

Disfruten la vida con los momentos más simples que son los que quedan en el corazón. Valoren a los que tienen".
Matías Vidondo


"Me di cuenta de que estaba viva y entonces seguí camino hacia el auto. Al llegar, vi a una señora mayor en la parte de atrás. Le empecé a hablar, me miró y me tomó del brazo, por lo que me di cuenta de que estaba fuerte", dijo Vidondo.

Los estudios de medicina que realiza en Rosario fueron de gran ayuda para el neuquino al momento de tomar decisiones. Evaluó que la señora no tuviera una lesión vertebral para poder moverla. "Pude correr el asiento de adelante y sacarla. La puse boca arriba. Estaba perdida, pero bien", expresó el campeón.

Hay equipo

Mientras Matías ayudaba a la nieta, su padre Roberto llamó a la ambulancia y Mabel, su madre, intentaba tranquilizar a la conductora que estaba en estado de shock, culpándose por lo sucedido.

Luego, el neuquino dividió sus esfuerzos entre la nieta y la abuela. No quería que se durmieran hasta que llegara la ambulancia. "La chica me decía que no sentía las piernas así que le hice unas pequeñas maniobras para que se tranquilice. La abuela sólo me repetía que me conocía y yo en broma le dije que era un ángel", contó Vidondo.

Pasados 40 minutos llegó la ambulancia y se llevó a la familia. Matías ayer supo que están las tres fuera de peligro. Ellas no saben quién fue su héroe anónimo, aunque la abuela dijo que brindará por el 'ángel de la ruta del desierto'.

Por la defensa
Quiere pelear en el país

El campeón nacional de los pesos pesados contó que más allá del resultado ante el cubano Luis Ortiz, en la pelea por el cinturón interino de la AMB que disputó en el mítico Madison Square Garden, vivió una experiencia maravillosa y que desde febrero estará listo para a volver a pelear en Argentina.

"La experiencia fue increíble. No era el resultado que esperaba, pero soy consciente de que fui a pelear con un boxeador de primer nivel y que acá no hay primer nivel de entrenamiento", expresó Vidondo.

Y pensando en lo que viene, contó que estará una semana junto a su familia a Neuquén para luego regresar a Rosario y comenzar a entrenar con vistas a la defensa de su corona nacional. "La idea es defender el título en Argentina. Al respecto, escuchaba al irrespetuoso de Sergio Charito (periodista de boxeo) diciendo que la Federación Argentina de Box me tenía que sacar el título porque no lo defendí en un año. Pero la verdad es que la federación no autorizó rivales", enfatizó el neuquino. Al mismo tiempo, indicó que hubo dos boxeadores que quisieron combatir, pero que la federación no lo permitió porque "argumentaron que no había equivalencias técnicas y era un riesgo para su salud".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído