Viven junto a un pozo petrolero y dicen que YPF los mandó a mudar sin consultarlos

La empresa les designó un hotel y organizó su vida sin consultarles. Los damnificados presentaron un amparo y por lo pronto no los pueden echar.

Claudia Borrelli es una vecina de Plaza Huincul que denunció en las últimas horas, a través de una carta publicada en Facebook, la inusual situación que vive junto a su familia por tener un pozo petrolero en la parte de atrás de su casa.

En la publicación, que tuvo una amplia repercusión a través de las redes sociales, la vecina de la comarca petrolera explicó que YPF los quisieron desalojar de su casa por una semana sin reunirse con ellos ni planificar los trabajos que empezaron a hacer inmediatamente, sin plantearles ningún tipo de plazos ni opción.

Claudia detalló a LMNeuquén lo que vivieron y ahora enfrentan gracias a que interpusieron un amparo legal con un abogado. "Cuando compramos la casa en el barrio Uno no sabíamos que existía un pozo petrolero en la parte de atrás. Resulta que YPF lo estuvo buscando durante años y lo encontramos hace algunos meses, entonces en ese momento pasaron con un guardia de una empresa de seguridad para pedirnos los teléfonos y ponerse en contacto con nosotros para reunirnos", afirmó.

La empresa tuvo los teléfonos de las cuatro familias, pero nunca las llamó para contarles cuál era el plan y el martes pasado llegaron con una orden de desalojo. "Vino un empleado de YPF que se presentó como Pablo Azar, del área de Interrelación con la Comunidad, y nos dijo que ya tenían todo planeado sin preguntarnos. Que nosotros hoy domingo íbamos a ir a un hotel de acá una semana y que nuestros perros iban a ir a una guardería de mascotas a Neuquén. Y nos dijeron que estaba todo arreglado con los demás vecinos, cuando en realidad eso era mentira", indicó la mujer.

Mientras ellos pensaban qué hacer, YPF instaló maquinarias en la parte de atrás y comenzó a realizar movimientos de suelo sin consultarles ni protegerlos.

"No nos dieron opciones y no tuvieron en cuenta todas las complicaciones que nos genera esto ni a nosotros ni a nuestros vecinos. Yo estoy acá con mi mamá que tiene 93 años y no sabemos qué hacer con ella, y mi vecino de al lado se vino urgente de La Plata, porque también está con problemas con su familia allá y tuvo que volverse por toda esta situación", agregó Claudia, que decidió junto a dos de las demás familias pedir la asistencia de un abogado.

La respuesta de los vecinos "desalojados" sin opción y con mentiras por YPF no se hizo esperar y presentaron un amparo que tuvo el visto bueno de la jueza de turno. Ahora, al menos por diez días, la empresa no podrá seguir con sus trabajos hasta que no se aclare la situación para las familias damnificadas.

"Vinieron con una soberbia que es intimidante, convocaron a los vecinos por separado y a toros les dijeron que los demás estaban de acuerdo con su plan. Nos dijeron que van a cementar los pozos, que están inactivos, y seguramente lo que ellos quieren es no dejar precedentes de que han pagado a los vecinos para hacer esto", dijo Claudia, que estimó que "por eso hicieron todo esto a las apuradas, para no tener que darle plata a nadie más".

Por el momento ni los seis miembros de la familia ni los seis perros con los que conviven van a ser trasladados, pero todavía falta la resolución final del caso, que podría ser un antecedente importante a partir de ahora para este tipo de casos que se multiplicaron en la región en los últimos años.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído