Vivir cerca del mar podría mejorar la salud mental

Un estudio reveló que las personas que tenían vista al mar tenían una actitud más positiva que los que vivían cerca de un espacio verde.

Investigadores de la Universidad Canterbury en Nueva Zelanda y de la Universidad Estatal de Michigan, hallaron que vivir en una residencia con vista al mar podría ser una extraordinaria medicina para mejorar la salud mental.

Para concluir esto, los investigadores se basaron en los colores que los residentes observan a diario en un lugar llamado Wellington en Nueva Zelanda (junto al Océano Pacífico y el Mar de Tasmania). Específicamente se centraron en la visibilidad del verde y el azul en el espacio. ¿Pero qué tiene que ver todo esto con el océano y la salud mental?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que ellos integraron los océanos y las playas como parte de los espacios azules del lugar. Y los parques y bosques como parte de los espacios verdes.

Después de esto, compararon la topografía de Wellington con los resultados de una Encuesta de Salud de Nueva Zelanda que se hizo para evaluar la ansiedad y los cambios de humor.

¿Qué encontraron? Una relación entre las personas que vivían con vista al mar y una salud mental positiva.

Curiosamente, no pasó lo mismo con las áreas verdes. ¿Por qué? Un co-autor de la investigación tiene una teoría bastante acertada.

"Podría ser porque el espacio azul era todo natural, mientras que el espacio verde incluía áreas hechas por humanos como campos de deportes y parques infantiles, además de las áreas naturales como bosques nativos. Tal vez, si miramos sólo los bosques nativos podríamos encontrar algo diferente".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído