Votar en la era de la pantalla

El próximo 10 de marzo debutará el voto electrónico en la provincia de Neuquén para la elección a gobernador, diputados provinciales, intendentes y concejales, en una gran mayoría de localidades. Las críticas sobre la vulnerabilidad en el sistema (del cual hay bibliotecas escritas a favor y en contra) parecen haberse diluido de los partidos políticos tradicionales y todo indica que cada uno hará su juego para sacar la mejor tajada el día de la elección. El gobierno provincial y los partidos políticos ya están entrenando a sus militantes para que no haya confusiones y poder encuadrar el sufragio con la propuesta política. El sistema es el de la boleta única electrónica que muestra en forma aleatoria las caras de los candidatos, distribuidas en la pantalla, ya sea por la opción de boleta completa o por categorías. En los dos casos, el votante puede volver atrás, corregir su elección y separar cuáles son los candidatos que quiere elegir. Todos los votos serán válidos y el escenario de la discusión del voto recurrido no estará en esta elección. Sencillamente porque no habrá votos nulos ni recurridos. El sistema sólo permite el voto en blanco. La lógica y los estudios indica que el candidato que aparezca más veces (cantidad de caras y nombres) en la pantalla podría tener más chances de ser elegido, sobre todo en el electorado indeciso. A diferencia del sistema tradicional, donde el cuarto oscuro está lleno de faltantes de boletas y desprolijidades, en la pantalla todo tiene su orden. Los partidos que lleven boleta completa y candidatos en todas las categorías harán la campaña para que los votantes elijan la boleta entera, a menos que hagan el lobby interno para cortar a tal o cual candidato. Por eso, ese domingo, todo puede pasar.

El sistema de votación electrónica obliga a los partidos a entrenar con otra lógica a sus militantes.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído