“Medio chicuelo el camarín que nos dieron, pero somos así, somos humildes. ¿Estás contento con el camarín?”, le preguntó Wanda a su peluquero y maquillador, Kenny Palacios. “No, viene cada piojosa y le dan otro mejor”, le contestó el colaborador mientras ella se reía a carcajadas. “Me habían ofrecido otro pero tiene olor...”, lanzó filosa la botinera y aclaró: “Me ofrecieron el camarín más grande”. “Ah, pero el de Susana dice que huele a señora grande, no”, sumó irónico Palacios mientras la rubia se reía.

“Me querían dar un camarín que es de Susana y no me gustó”, dijo Wanda, picante, mientras se acomodaba el pelo. “Me quedo acá, quiero este chicuelo”, concluyó la empresaria con aires de diva.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído