El clima en Neuquén

icon
Temp
90% Hum
La Mañana mari menuco

Acampes, asados y bañistas sin control en los acantilados de Mari Menuco

La última muerte por derrumbe reavivó el debate. La gente accede a cualquier picada y hay kilómetros de rocas en forma de "aleros" a punto de caerse. Una geóloga explica las razones.

Son varios kilómetros de costas con rocas a punto de caer. Donde una ráfaga de viento, una ola o la lluvia puede costarle la vida a alguien más, como sucedió con Guillermo Chandía, el profesor de Educación Física que murió aplastado por el desmoronamiento de un acantilado en el lago artificial Mari Menuco.

En el medio hubo (y siguen habiendo) especulaciones sobre la incidencia del fracking y el impacto de la industria petrolera sobre este fenómeno, pero con la cautela de especialistas y geólogos sobre un hecho que viene ocurriendo hace décadas en una franja de las costas del lago. Incluso cuando no había actividad hidrocarburífera de fractura.

Te puede interesar...

La zona del pelilargo tiene más de 60 kilómetros y hay sitios arcillosos y picadas donde los bañistas entran sin autorización, acampan y hasta hacen fuego y asados debajo de verdaderos techos como “cavernas”, con un peligro extremo. Pero en la mayoría de los lugares no hay señalizaciones de peligro y las rocas vienen cayendo, como sucede desde hace más de 20 años. Incluso el acantilado que era un ícono de la Villa Mari Menuco (un peñasco que se podía ver desde la costa), la primera en poblarse, se desplomó hace más de 15 años.

Muerte en el acantilado, ¿cómo es la zona del derrumbre?

Gran parte de la costa de Mari Menuco tiene derrumbes. El acantilado icónico de la Villa se cayó hace unos 15 años.

Las posibles causas

Es un poco apresurado, por lo pronto, asociarlo a algún fenómeno. Hay especialistas en estabilidad de taludes. Lo importante es saber si hay algún estudio, porque cuando se hacen estos lagos artificiales es frecuente que con los años las paredes laterales de rocas se empiecen a aflojar. Esto es por las bajantes y subidas del oleaje, por sequía, por lluvias o por períodos prolongados de invierno donde el agua se cristaliza como agujas entre las rocas y cuando llega el verano, al derretirse, la roca se hace inestable”, explicó a LM Neuquén Silvia Barredo, doctora en Geología, especialista en exploración petrolera y espeleóloga, quien tiene vasta experiencia.

El tema se reflotó tras la muerte del hombre aplastado por una roca el pasado jueves, en la zona denominada playa de Buceo, a unos 800 metros del Club Hidronor, donde hay casas y terrenos hace décadas y el Tenis Club en el lago Mari Menuco. El evento sucedió hacia el oeste del canal derivador que va a Planicie Banderita.

Acantilado_foto_Adriano_Cala_01.jpg

En esa zona hay centenas de “placas caídas”, arcillosas y varias cuevas donde los bañistas suelen pasar el día, con una forma de buscar sombra, con el peligro que implica ante algún derrumbe. A lo largo de al menos dos kilómetros hay placas sumergidas, producto de la erosión. Algunas están oscuras producto del musgo y otras parecen tener menos años.

El titular de Defensa Civil, Martín Giusti, aclaró -respecto a la muerte del profesor de Educación Física- que los tres amigos habían concurrido a esa playa a través de una picada que no está habilitada, y que incluso está bloqueada con varios elementos para impedir que las personas accedan a esas playas peligrosas y veraneen allí. Aunque es cierto que a la zona se puede acceder caminando, dejando el vehículo en otro sector.

Ante esta tragedia, surgen varias preguntas de cómo revertir un problema geológico que avanza, pese a cualquier especulación. Hay quienes piensan que debe haber una zona de exclusión (demarcada con pintura) y hasta “dinamitar” parte de los acantilados.

Los "aleros", símbolo del paso de la erosión

Quien recorre las costas del lago Mari Menuco (y también, porqué no, de Villa El Chocón) podrá observar que en algunos puntos se dibujan rocas arcillosas en forma de “aleros”, donde muchas personas se protegen del sol, y hasta suelen acampar debajo de las rocas.

La basura, las parrillas abandonadas donde hacen asado y las botellas en el agua son una paisaje habitual, casi no hay controles y las personas pueden ingresar a la costa desde cualquier lugar. Sobre todo quienes navegan.

mari menuco acantilado lugar del accidente (6).jpg
El lugar donde falleció aplastado el hombre de 32 años. Se desprendió en una zona a la mitad entre la playa de Hidronor y el Tenis Club.

El lugar donde falleció aplastado el hombre de 32 años. Se desprendió en una zona a la mitad entre la playa de Hidronor y el Tenis Club.

Esos aleros se llaman perfil de erosión, la roca más dura resiste más el embate del viento, la arcilla se desgrana más fácil, sobre todo por el viento o la humedad y se cae sola, no se necesitan vibraciones. Ese techo con el tiempo se torna inestable”, explicó la geóloga Silvia Barredo, por las formaciones que abundan en la costa del lago artificial.

->Otros casos en el archivo

Se salvó de milagro

En enero de 2020 una joven de 29 años resultó con graves heridas después de que una gran piedra le aplastara las piernas. Sobrevivió de milagro.

Una fractura expuesta

El 30 de octubre de 2020 un hombre recibió asistencia de Prefectura por una fractura expuesta. También fue por desmoronamiento de rocas.

Un trekking peligroso

Andar por las bardas haciendo trekking es peligroso en Mari Menuco, sobre todo en los sectores de los acantilados. Un paso en falso puede ser una verdadera tragedia.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario