Aclamada

Tras cosechar aplausos en Venecia, El ciudadano ilustre se estrena mañana.

Buenos Aires

Después de ser ovacionada en el Festival de Venecia, El ciudadano ilustre se estrena mañana en las salas del país. El film protagonizado por Oscar Martínez, que aspira al León de Oro, quedó posicionado como la segunda mejor película de aquellas que se vieron hasta ahora en Mostra, según la opinión de los críticos, y la primera para el público.

La película argentina de Gastón Duprat y Mariano Cohn cuenta a historia del escritor Daniel Mantovani (Martínez), quien se ha consagrado al recibir el primer Premio Nobel de Literatura para Argentina. Luego de 45 años sin visitar Solís, su perdido y modesto pueblo de la provincia de Buenos Aires, decide regresar para ser nombrado ciudadano ilustre. El choque de culturas, la relación entre sus personajes literarios y aquellos reales de su pueblo en los que se inspira, generan un viaje entre las contradicciones de Mantovani, a su pasado así como a la esencia de su creación, entre sus ídolos y contra ellos. El Ciudadano ilustre, que también cuenta en su elenco con Dady Brieva, tiene su carga de humor atravesado por la tensión y violencia contenida. “Empieza como una película amable, un poco cándida, y luego se va ennegreciendo un poco”, precisa Duprat. “Lo que generalmente buscamos es que el espectador tenga que hacer cierto ejercicio al verla. Planteamos dilemas donde el público tiene que tomar posición. Ahí reside la chispa de la película”, explicó por su parte Cohn.

Cómodo

Martínez, quien también está en el festival italiano con Inseparables (como mejor actor) le contó a Télam que su personaje “lo asumió con mucho interés y placer”. “Me sentí muy cómodo. El mundo de la literatura no es un mundo que me resulte ajeno, sino todo lo contrario. Digamos que uno no puede dedicarse seria y profundamente a muchas actividades, y menos las artísticas, y mi destino estuvo marcado por lo teatral pero la escritura (Martínez es autor de tres obras de teatro) no es algo lejano, sino muy próximo”, explicó el actor.

Pelea: Aunque el musical La La Land es el candidato, el film argentino tiene grandes chances.

En cuanto a su papel, el premio nobel que interpreta “está en otro registro” porque presenta dos rasgos propios: “Uno es un carácter fóbico, que no disfruta sino que padece su celebridad” y, por otro, es un tipo que “atraviesa un vacío creativo”. “El Nobel fue un reconocimiento pero también una condena, como si viniera a anunciar el fin de su aventura creativa, y es un poco por eso que decide volver al pueblo, y lo hace corriendo todos los riesgos”, detalló el actor.

Martínez, que se estaba duchando cuando fue avisado de que con los films iba a estar presente en Venecia, consideró que Solís puede funcionar como cierta metáfora de la Argentina. “Ese pequeño pueblo se puede amplificar, puede haber un espejo deformante, la manera como ese intendente hace política, la ignorancia, el chauvinismo, la violencia son todos elementos que los argentinos no desconocemos, sino todo lo contrario”, concluyó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído