ADOS suma equipamiento moderno para el quirófano

Permitirá brindar una mejor atención a los pacientes.

NEUQUÉN
En un codiciado y amplio terreno del Alto neuquino se emplaza el gran edificio de la cooperativa de salud ADOS, que para dar muestras de su fortaleza incorporó dos modernos equipamientos al quirófano para incrementar la cantidad y complejidad de cirugías que se realizan. Con unos doscientos socios, el centro de salud se amalgama a los estándares de calidad de las clínicas privadas más exigentes.

"Desde hace cuatro años que cambiamos la forma de trabajar y, si bien funcionamos hacia adentro como una cooperativa, ofrecemos un trato al paciente propio de cualquier clínica privada", indicó Elsa González, presidenta de la cooperativa. En ese contexto, la entidad comenzó a planificar y proyectar a futuro, por lo que invirtió casi 3 millones de pesos en equipos de vanguardia para hacer operaciones más seguras y certeras.

A través de un crédito en el Banco Nación y otro otorgado por los proveedores, ADOS renovó su infraestructura y adquirió una torre de videolaparoscopía y un equipo de arco en c -de producción nacional-, que permitirán realizar cirugías endoscópicas, traumatológicas complejas, urológicas y de las vías biliares. "Esto se suma a una inversión previa que hicimos para dotar de oxígeno a granel a nuestras 45 habitaciones, para evitar que los enfermeros manipulen tubos que pueden ser peligrosos", señaló González.

Al renovar estos equipos que ya tenían 30 años de antigüedad y estaban dañados, la cooperativa no sólo busca ofrecer un mejor servicio sino que se ha convertido en un espacio tentador para los profesionales de la salud. "Tenemos muchos cirujanos interesados en trabajar en nuestros quirófanos a partir de la incorporación del equipo", señaló la presidenta y aclaró que en ADOS ya atienden 150 médicos.

La clínica tiene diez consultorios externos, una terapia con doce lugares, sesenta camas para internación y un hospital de día donde se tratan las afecciones menores. También cuenta con farmacia, laboratorio de análisis clínicos, servicios de hemoterapia y oncología, y uno de imágenes que incluye resonadores, tomógrafos, ecógrafos y equipos de radiología digital de última generación.

Según destacaron desde la entidad, ADOS acapara un gran porcentaje de las prestaciones sanitarias de la ciudad. Es que por sus consultorios externos pasan entre 4 y 5 mil pacientes cada mes, 2 mil pacientes se realizan allí diagnósticos y en su guardia de 24 horas se atienden personas de toda la ciudad. "Ahora hacemos 150 cirugías mensuales, pero con los nuevos equipos este número va a crecer", enfatizó González.

Si bien el proceso inflacionario y los vaivenes de la economía nacional hacen difícil apostar al crecimiento de la institución, la presidenta destacó el compromiso de los cooperativistas por ofrecer un servicio de alta calidad. "Hace unos años, ADOS tuvo un punto de inflexión y ahora trabajamos con los mismos parámetros y valores que las clínicas privadas", aseveró.

Para la presidenta, la organización logró madurar y atender cada día a mayor cantidad de pacientes y por patologías más variadas. "Brindamos un servicio que pretendemos que sea el mejor para los pacientes, las familias y nuestros socios", puntualizó.

Hace cuatro años
Servicio integral de diagnóstico

Mediante un convenio, la Clínica de Imágenes le instaló a ADOS un servicio de diagnóstico por imágenes que incluye un resonador magnético, un tomógrafo, equipos de radiología convencional y ecógrafos.

Una institución que supo cómo levantarse de una quiebra

NEUQUÉN
ADOS se inauguró en la década del 70 como una gran apuesta a la atención sanitaria en la ciudad.

En un edificio amplio, con pasillos anchos y una infraestructura de alto nivel, convocó a prestigiosos médicos de distintos puntos del país. Sin embargo, las malas administraciones de distintos sindicatos llevaron al policlínico a la quiebra.

Los empleados del lugar, que eran los más perjudicados por la bancarrota, comenzaron un proceso de lucha para sostener sus fuentes de trabajo. "Hicieron un gran esfuerzo pero sin tener experiencia en administración de salud, que fue algo que se tuvo que ir madurando con el tiempo", destacó Elsa González, la presidenta de la cooperativa.

En la actualidad, ADOS hace gala de su fortaleza y defiende la institución como un espacio para la salud, más allá de su concepción como cooperativa. "Ya no somos la mano de obra barata que fuimos tanto tiempo, brindamos un servicio de calidad y ese fue el punto necesario para el despegue", acotó González.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído