Alimentos: no hay santos ni demonios

Productos que antes se evitaban, como el huevo, hoy se recomiendan. El equilibrio es la clave.

Buenos Aires.- No a la carne. Adiós a las harinas. Basta de lácteos. La demonización de los distintos grupos de alimentos también tiene sus ciclos. Se los puede acusar durante una década por sus propiedades nocivas y a la siguiente, sobre la base de esas mismas características, se los entroniza.
"El huevo estuvo en el banquillo de los acusados durante años y ahora es el rey. El año pasado, por ejemplo, las nuevas guías dietarias de Estados Unidos eliminaron el colesterol de la lista de nutrientes críticos para el riesgo cardiovascular. En los años 80 se lo responsabilizó de todo, y ahora de forma casi absurda se recomienda 'coma mantequilla'", dice Mónica Katz, médica especialista en nutrición.
La mesa de ahora tampoco es la misma de antes. Comer se ha vuelto un hábito sofisticado, de paladares complejos. A diferencia de generaciones pasadas, hay más conocimiento y conciencia sobre los daños que provocan los excesos y los productos ultraprocesados. También hay más patologías y trastornos peligrosos, como la ortorexia, que es la obsesión por consumir alimentos saludables, puros y limpios.

Riesgo: La demonización de las carnes y los lácteos genera, muchas veces, problemas a la salud.

Los expertos de la Sociedad Argentina de Nutrición (SAN), por ejemplo, creen que la demonización de ciertos alimentos acorrala al consumidor sin generar ningún tipo de mejoras en el mercado de los alimentos, lo que pone en riesgo la salud y calidad de vida de la gente. Muchos dicen que tal o cual alimento no es bueno, pero no se formulan mejores opciones para reemplazarlo.
Por caso, la carne, demonizada por los vegetarianos y el veganismo, tiene una gran comunidad de enemigos. Sin embargo, tiene propiedades que no existen en otros alimentos.
La SAN decidió organizar una serie de jornadas "en defensa del alimento" con el objetivo de promover las leyes básicas de lo que los expertos consideran una alimentación saludable: completa, suficiente, variada, placentera y sostenible en el tiempo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído