Almacenero de Plottier se defendió a los tiros

Hirió en la rodilla a uno de los delincuentes, que logró huir.

Plottier.- “Nosotros somos gente de trabajo, no buscamos esta situación, sólo nos defendimos”. Con esta frase resumió Walter lo que le tocó vivir junto a su esposa el viernes a la medianoche, cuando dos delincuentes menores de edad entraron armados a su negocio a robar. Con uno forcejeó y logró reducirlo y al otro le disparó en la pierna.

“Yo defiendo a mi familia. Trabajamos todo el día y es un sacrificio que no se lo voy a entregar a nadie”, dijo categórico el hombre de 43 años que hace seis tiene la despensa delante de su casa, en Buratovich al 200 de Plottier.

El violento incidente ocurrió cuando uno de los ladrones ingresó armado y amenazó a su mujer en el mostrador del negocio.

“Nosotros tenemos un sistema de cámaras y mi hijo vio lo que pasaba. Me dijo: ‘papá están robando’. Ahí fui y agarré mi arma, una 9 mm que tengo registrada y en regla”, indicó el comerciante.

“Cuando se me escapó el tiro adentro de casa pensé que había lastimado a mi hijo”.

Mientras uno de los delincuentes estaba en el mostrador del local, el otro se abalanzó sobre el almacenero por la puerta lateral que permite acceder a la casa de la familia y por la que el hombre intentó salir para ayudar a su esposa.

“Yo abrí la puerta y me topé con el otro ladrón y forcejeamos, ahí se me escapó un tiro que pegó en el techo. Lo reduje y le pregunté por qué no me vino a pedir si necesitaba algo, en vez de robar”, detalló el hombre, que reconoció que tras la adrenalina de todo lo vivido abrazó a su hijo y se le cayeron las lágrimas.

Uno de los ladrones quedó tendido en el piso del living de la casa familiar y el que estaba armado y herido en la rodilla huyó en una moto 110cc hasta el barrio Los Hornos, donde su madre lo llevó al hospital y luego lo entregó a en la Comisaría Séptima.

En la charla con LM Neuquén, el matrimonio recordó que esta es la quinta vez que le roban desde que tiene la despensa. En otra oportunidad le apoyaron un cuchillo en el cuello a la mujer.

“Fue una situación fea, pero defendimos a nuestros hijos. No les pregunté a los ladrones si eran menores”, concluyó Walter.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído